No pongas a nadie en un pedestal

Hace unas semanas escuché una entrevista a un periodista que acababa de publicar un libro sobre sus vivencias con las estrellas de Hollywood y comentó que lo mejor era no conocerlas en persona. Porque con total seguridad te decepcionarían. Es algo que comparto y que por ello, he decidido que en esta ocasión sea la reflexión de este humilde riconcito.

Todos somos humanos

Y es que idealizar a las personas, siempre ha sido una praxis muy peligrosa. Porque no tenemos que olvidar que como seres humanos, todos cometemos errores. No existe la perfección y la vida consiste en experimentar y vivirla. Y para ello, algún error vamos a realizar.

Incluso las personas más sabias que conozcamos, lo son porque ya han pasado por el ensayo y error. Vamos, que nos tienen ventaja por la experiencia adquirida. Pero de haberla conocido unos años antes, quizás tendríamos una impresión muy diferente.

Nadie te falla

Y relacionado con esta situación, me gustaría comentar el otro fenómeno habitual: la decepción. Con estas fantasías ponemos esperanzas en conseguir ciertas actitudes, actos o hechos materiales. Y claro cuando no llegan… aparece la frustración.

Algo incorrecto porque nacen por circunstancias de nuestra mente. No podemos esperar que actúen como lo haríamos nosotros, porque ellos son otras personas. Y las estrategias para conseguir algo a cambio, en las relaciones humanas nunca acaban bien.

Por ello considero que si realizamos estos hechos, realmente a quién hemos fallado es a nosotros mismos. Los demás han sido y te han tratado como son ellos.

No adules a nadie

Hace años que hice todos estos análisis, así que no ha sido por esta entrevista que he abierto los ojos. Y por ello no me veis alabando a ninguna personalidad pública. Si no que distingo en si su trabajo me gusta cómo se gestiona / realiza. Pero nunca diré si es buena o mala persona. Muy posiblemente me equivocaría con ese juicio.

Porque todos somos víctimas y verdugos en algún momento. Y hasta que no entendamos que tenemos que vivir y disfrutar nuestra experiencia sin envidiar a nadie, porque ellos también tienen sus dramas, no avanzaremos por el camino correcto.

12 comentarios en “No pongas a nadie en un pedestal

  1. Hay que aprender a diferenciar obra y autor. Ama la obra, al autor déjalo tranquilo porque podrías llevarte una decepción enorme, y sin duda es un ser humano, y el autor no es su obra. Esto he tenido que vivirlo en primera persona en alguna ocasión con terribles consecuencias. Un abrazo de osito.

    Le gusta a 2 personas

  2. La sociedad, y me he discutido mucho por ello, tiende a valorar el trabajo de las personas por su vida pública (o privada en algunos casos) o incluso por lo que dicen otros, e incluso al revés, valoran a las personas por sus trabajos y no se que es peor. Yo como tu, prefiero separar y hacerlo, sin esperar nada de nadie (súper importante) porque como bien dices, todos somos diferentes y todos actuamos distinto.
    Me ha encantado tu entrada.

    Le gusta a 1 persona

    • Comparto punto de vista en todo lo que planteas. Y también me ha sulfurado tanto en debates, que son cuestiones que he decidido pasar e ignorar cuando veo que alguien las plantea. Porque casi con seguridad la cosa terminará mal 😅
      Y por ello también en los círculos de “fans” duro tan poco 🙈

      Un abrazo y gracias por el súper comentario 🤩

      Me gusta

  3. He leído tu artículo y estoy de acuerdo contigo. En lo que respecta a los actores, actrices y cantantes, que son los artistas más idealizados, prefiero no saber nada de sus vidas, sobre todo porque no me interesa más que sus trabajos. En lo que se refiere a escritores, una parte que me toca de cerca, creo innecesario conocer al escritor, por eso me parece que sobra su biografía en las publicaciones. Al menos a mí me es suficiente con conocer el trabajo, qué hace o hizo en su vida, sea quien sea, me es absolutamente indiferente. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Hey Ana!
      100% de acuerdo contigo. Es más por eso me enfada mucho que en Twitter los TT sean temas de vidas privadas de esas profesiones. Yo sigo la tendencia para saber de los proyectos creativos, modo le gustan las croquetas de espinacas 🤦‍♀️

      Y por eso no hago seguimientos de cuentas de “celebrities” y os tengo a gente que dais importancia al contenido 😉

      Un abrazo bien fuerte ❤️

      Me gusta

  4. Adular, admirar y poner en un pedestal a alguien es de los actos que más se suelen poner en alza cuando no se conoce todo del contrario así cómo cuando solo se interesan de lo que hacen y no más allá. Por eso habría que fomentar el revisar a esa persona que bien hace su trabajo y qué inclinaciones tiene, puede que no todo de esa persona nos guste. Pero lo bueno es que podemos elegir decir: “Lo que gusta de esa persona es su trabajo, en lo personal no” ¿Sería ser, honesto? Bueno, en todo caso, quedaría clarificado que no todo nos puedes gustar de una persona. Todos somos un gran mundo. Un saludo Vanessa!! Abrazos!!

    Le gusta a 1 persona

    • Yo sí creo que la diferencia que planteas es ser honesto. Además no existiendo la perfección, siempre habrá algo que no nos guste y que discrepemos de las personas. Así que fijar bien los puntos en común, puede ayudar a disfrutar de la interacción. Y que no choquemos por los aspectos adversos 😉

      Un abrazo y gracias por el comentario, Keren 😄

      Me gusta

  5. Hola. Interesante tu post, redirecciona los pensamientos equívocos que solemos tener las personas cuando idolatramos a alguien.
    El artista, ya sea un cantante, un actor o un escritor, emplea un papel frente a su público, y es ese papel lo que tendemos a idealizar, pero evidentemente, la verdadera personalidad no la dan a conocer. Hay que pensar también, que cuando sales de la nada y de pronto, tienes un club de fans, debe de ser un poco complicado de llevar, pues tu vida comienza a estar en el punto de mira de personas desconocidas. Por ese motivo, pienso, que al llegar a la fama, deben obligarse a efectuar un personaje ficticio, “perfecto”, para que los admiradores se enganchen, y por consiguiente, paguen su trabajo.
    Si es cierto que algunos se lo llegan a creer tanto…que olvidan por completo su verdadera personalidad.
    En conclusión, a lo que verdaderamente me refería, era, que es bueno ponerse en el lugar del artista, no es fácil lidiar con desconocidos que atosigan tu trabajo, o te colocan en un pedestal exigiendo que aportes lo mejor de ti “siempre”.
    ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    • Totalmente de acuerdo en que hay que saberse poner en la piel de cada uno. Perooo si la gente no idealizáramos ni creáramos esos clubs de fans… posiblemente les sería más fácil. Ya que ese fenómeno que planteas, no se materializaría 😉

      Un abrazo y gracias por tus comentarios tan enriquecedores 😄

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .