Despidiendo 2021

Muy buenas gente chachi. He estado pensando a fondo y finalmente me he decantado que esta semana sea la última entrada del 2021. ¿El motivo? La que viene ya empiezan las fiestas navideñas y suele ser un periodo que los blogs y podcast siempre han demostrado que pierden audiencia. Así que prefiero invertir el tiempo en otros menesteres que sí van a darme resultados a largo plazo. Y ya reencontrarme con vosotros en 2022.

Como cada año realizo, voy a analizar las sensaciones que he tenido e ir ordenando mis ideas para este 2022. Y aprovecho para comentaros que mi idea es volver a publicar por el blog a partir de febrero. Ya que en enero la previsión es tener varios asuntos que afrontar y no creo tener tiempo suficiente para realizar las entradas con la calidad que os merecéis.

Un año que ha pasado rápido

Sin duda 2020 podemos considerar que ha sido un año fantasma. En muchos trabajos y actividades han desaparecido de las estadísticas al ser nula la actividad. Por ello a este 2021 se le pedía más movimiento. Y aunque viendo la actividad de algunos de vosotros lo ha cumplido, en mi caso he tenido la misma sensación que en 2020. Al menos en la primera mitad.

Y es que intento recordar el inicio del año y es en blanco. Siendo por tanto para mi peor que el 2020. Pues ese año teníamos la creación de Aloha Onda, estábamos a tope con los programas podcast y al llegar a mi vida las plataformas streaming, me puse al día de todas las series.

Pero 2021 en vez de reactivar, ha sido un estancamiento. El sector de los podcast ha sido una caída hasta el punto que cierro el año analizando profundamente la actividad si seguirla o reenfocar totalmente el proyecto. Es mucho trabajo y la verdad que en estos momentos no siento que ese esfuerzo merezca la pena.

Mientras la otra parte que ha hecho que sienta que ha pasado rápido es que durante seis meses me salió trabajo y ha sido trabajar y casa, casa trabajo. Lo acepté porque Aloha Onda el año que viene tenía que renovar el servidor y para asegurar que podría asumir esos gastos. Pero lo cierto es que esta experiencia al final me han traído enfoques y reflexiones que como veis me ha hecho replantear y que iréis viendo los resultados a medida que lo pueda ir implementando.

Encuentros y nuevas conexiones

Pero la estrella y lo que creo que resume mi 2021 es haber conectado con nuevas personas. Sin duda la gran herida que me ha producido la pandemia ha sido la desconexión. No soy de tener muchos contactos, pero cada poco tiempo tenía la costumbre de reencontrarme con este reducido círculo. Ya fuera porque viajaba o los dos o tres que tengo por Barcelona quedábamos para un café.

Pero la no movilidad me ha retirado esa actividad social. Si a esto le sumamos además que también están habiendo cambios porque mi generación pues ya se está haciendo adulta en el sentido de hijos y responsabilidades, ha sido un cóctel explosivo que me ha hecho sentirme desplazada y que no encajo en esta sociedad.

Esto por suerte en la segunda mitad del año se ha solucionado. He encontrado gente fantástica y que se han creado lazos bonitos y que me invita a tener como propósito para 2022 mantenerlos.

Feliz fiestas

Y para finalizar la entrada, os quiero desear que tengáis unas felices fiestas. Espero que disfrutéis este periodo y deseo que la entrada al 2022 sea magnífica. Y que ya empiece trayendo grandes alegrías a vuestras vidas.

Con estas palabras, me retiro por un tiempo. Portaros bien y nos reencontraremos en febrero del 2022.

¿Aún existe el estigma al sector friki?

Buenas de nuevo gente chachi. Vamos con la segunda de tres entradas en esta semana. En esta ocasión es un tema que ocurrió la semana pasada y que me entristeció pues pensaba que habíamos evolucionado más. Pero que por desgracia con este hecho me demuestra que seguimos igual.

¿Qué ha pasado?

Por si alguno de los lectores de estas líneas no se ha enterado, os comento el hecho que me ha animado a realizar esta entrada. El actor Henry Cavill asistió al programa de Graham Norton. Habían varios actores más promocionando sus proyectos, pero os menciono a él porque es la persona que sufrió el hecho.

Y es que el presentador se burló de las aficiones relacionadas con la cultura geek de Cavill. Primero de todo que utilice el término nerd ya demuestra una falta de respeto, pues es la manera despectiva en el mundo anglosajón a esta figura. Lo demás, es una continuidad y afirmar esta falta de respeto.

Ser geek no es ser inmaduro

Y es que lo que se lee entre líneas de lo que ha dejado caer, es que un hombre adulto que confiese que tiene estas aficiones es inmaduro. Y como he ido transmitiendo en esta bitácora a lo largo de los años, esta lectura es muy incorrecta.

Ser friki es un signo de cultura. Las personas más cultas que he conocido y de las que he disfrutado debates muy interesantes sobre ciencia, historia o cultura tienen aficiones de este apartado. Al igual que los videojuegos que es una industria amplia, que tiene muchos formatos. E incluso si miramos el entretenimiento, también sirve para aprender, relajar…. muchas de las grandes empresas tienen salas para que sus trabajadores descansen con una partida y aclaren la mente.

También muchos de mis amigos y amigas que son geeks tienen parejas y muchos son padres. Y para nada son inmaduros o tienen problemas. Son parejas estables y los hijos no son balas perdidas. Es más, son familias donde hay humor y se realizan actividades conjuntas. Además que algunos problemas y tiranteces de las estructuras antiguas no se experimentan.

Mientras que los que estamos solteros no es por una cuestión de Peter Pan. Si no que algunos arrastramos cicatrices del pasado pero que si encontráramos la persona correcta para iniciar un camino conjunto y adulto, lo realizaríamos sin problemas.

Una ventana de salvación

E incluso os puedo decir que muchos el ser frikis ha hecho que podamos ser fuertes y que aún estemos aquí. En mi caso nadie se puede meter con Naruto, Harry Potter, Love Hina o el estudio Square-Enix. No porque crea que son obras perfectas y que no tengas pegas (es más, los tienen y soy la primera en reconocer o destacarlos en tertulias y análisis). Si no porque son historias que llegaron en momentos difíciles y que fueron la fuerza que necesitaba para seguir adelante.

Con Naruto el manga te permite descubrir a un autor que sufrió bullying. Y ver que alguien que lo sufrió consiguió llegar a tal éxito y cumplir su sueño de publicar una obra en la revista más importante de su género, te demuestra que ser fuerte vale la pena. Después dentro de la historia de su obra magna también vemos pinceladas, hecho que me hace entender porqué ha tenido este éxito.

Harry Potter al traer la magia, también es un elemento que te hace remontar y empoderarte. Y podemos decir que aporta valores de igualdad y compañerismo en sus primeras entregas. Love Hina es una obra que actualmente está mal vista y quizás sorprenda mi mención. Pero llegó un momento que académicamente tenía una disyuntiva similar a lo que viven dos de sus personajes.

Mientras Square-Enix me permitió tener mi primer círculo de amistad. Concretamente Final Fintasy X y Kingdom Hearts hizo que conectara con el sector gamer de la escuela. Y en la universidad pude conectar bien desde un principio porque hubo la suerte que toda la clase éramos amantes de la historia de Sora.

Fuera estigmas

Y es por todo esto, que una vez más quiero y pido que se quiten estos pensamientos. La cultura geek aporta mucho, hace que tengamos personas cultas y de nuevo: no es un signo de inamdurez.

Para finalizar, quiero agradecer a Henry Cavill que no tenga reparos en mostrar y ser un defensor de la cultura geek. Y que a pesar de lo vivido en esa entrevista, no perdiera las formas ni se coartara.

Logo de la sección Capitana Podcast

¿Qué es un podcast?

Muy buenas gente chachi. Os informo que esta semana finalmente he decidido hacer un maratón de entradas. Ya que han habido temas interesantes y que me apetece tratar ahora que tienen actualidad. Y no en 2022 cuando ya nadie piense en ellos o carezcan de sentido realizar unas líneas de opinión al respecto.

La de hoy como podéis observar en el título está relacionada con el mundo de los podcast. Posiblemente hubiera sido buena idea publicarlo en la web de Capitana Podcast, pero estoy en un momento de introspección y como veo que lo que está claro que sobreviva a largo plazo es mi bitácora personal, me he decantado por escribir aquí.

Cápsula de radio digital

En mi revisión de Twitter, observé que los amigos de La casa de mi hermano hicieron un tweet humorístico donde plasmaban una opinión sobre el sector podcast. Inicialmente no sabía a qué se referían, pero por otro contacto del sector que plasmó su comentario en el tweet de la polémica, me situé al instante.

No os pongo el tweet problemático porque no quiero fomentar ni que se entienda que lo expongo para que se vaya de nuevo a reavivar polémicas. Simplemente quiero manifestar mi opinión a un hecho que encima colea de siempre en el mundo de los podcast.

Pero para que entendáis cuál es la cuestión, os hago un resumen de qué ha sucedido y lo que se contaba en el susodicho tweet. Para situaros, esta polémica ha surgido cuando se celebró las jornadas más importantes sobre podcast. Es un evento que entre los actos que se realizan tenemos entregas de premios. Una por parte de una asociación, la otra por parte de una de las plataformas más importantes.

En esta segunda casi todos los ganadores fueron espacios de entrevistas y que por tanto, son materiales que carecen de edición. Pues incluso muchos son directos de YouTube que se descarga el audio y se sube el audio en las plataformas de podcast para los usuarios que prefieren este formato al vídeo.

Esto enfadó a uno de los productores de podcast y que manifestara que todos estos premiados realmente no son podcast. Si no que son cápsulas de radio digital.

Una polémica de siempre

Lo primero que tenemos que tener claro, es que no es una polémica nueva. Este sector del podcast profesional cada poco tiempo salta. Algunos de los que apoyaron esa apreciación ya habían tenido su enganche en Twitter. Y desde que llevo en esta afición, cada pocos meses veo que saltan e intentan crear etiquetas nuevas para desprestigiar a los que no tienen esta etiqueta pro.

Prueba de lo que digo es la creación de la etiqueta podcasting. Que originalmente los pro la querían instaurar y adueñarse. Pero como no cala, en esta ocasión ha sido reivindicar que ellos son podcast y los demás, otra cosa.

Y lo cierto es que considero que es una apreciación incorrecta e incluso viendo su discurso, creo que realmente son ellos los que realizan cápsulas de radio digital.

La radio tiene edición

Y es que aunque vendan lo contrario, realmente la radio sí tiene edición y una producción elaborada. Pide tener una escaleta precisa, una reunión de los ritmos y músicas que se van a usar en cada momento… he incluso desde siempre hemos tenido relatos radiofónicos. Que es quizás el apartado que más elaboración y edición tiene en el formato auditivo.

Incluso prueba de lo que digo es real, es que muchos de estos productores si revisamos su historial han tenido relación con la radio. Y piden esta calidad porque intentan adaptar ese mundo al formato de audios a la carta.

Pero si miramos los origenes del podcast, veremos que tiene desde siempre un nivel amateur y que no pide una calidad delicatesen como este sector marca.

Finalizando…

Este es mi planteamiento y por ello en mi caso nunca evalúo o recrimino como handicap negativo la calidad del podcast a los compañeros. Creo que es más importante que se vocalice correctamente y que la narración / estructura tenga un ritmo adecuado que no te aburra, a que el audio se escuche a no se cuantos decibelios. O todo el apartado técnico que siempre critican con sorna.

Y ojo que como fan de la radio, es cierto que en los proyectos que participo como editora suelo intentar que los audios se sincronicen con el audio o jugar con efectos y recursos que como oyente de radio disfruto en las ondas. Pero tengo claro que es un elemento y característica que hace mi sello como editora. Pero que para nada condiciona ni me hace pensar que el resto de compañeros que ofrecen otras estructuras, no son podcast sus espacios.

Haciendo por tanto que mi reflexión final es que nuevamente estamos delante de un miedo de los que se dedican profesionalmente. Porque llegan nuevos jugadores y que instauran que lo importante es el contenido y conectar con la audiencia. Un punto que los mejores editores de audio que solo evalúan la parte técnica, no pueden conseguir.

Es tan fácil quedar bien

Buenas de nuevo gente chachi. Esta semana he decidido publicar en jueves pues al ser puente en España, he creído que no tendría mucha repercusión si la dejaba para el martes como suele ser habitual. Encima es un tema que me apetece mucho compartir con todos vosotros, así que espero que lo disfrutéis y que si os despierta alguna opinión, me la hagáis llegar e incluso realizar un pequeño debate.

Llegamos al colapso de plataformas streaming

El pasado mes de noviembre, Paramount anunció que iba a dejar de utilizar Netflix para difundir sus contenidos alrededor del mundo. Y que en concreto al continente europeo, sacarían una nueva plataforma streaming para poder ver sus contenidos a partir del 2022.

¿Cuál es el problema? Que este anuncio sucedió un día antes de que se estrenara la cuarta temporada de Star Trek Discovery. Esto nos dejaba que gran parte de la EU no podría ver la serie hasta el año que viene. Lo que provocó un gran enfado por parte de los usuarios que no les gusta ni un pelo los spoilers.

Otro sector donde pusimos el acento es que tanta plataforma es insostenible. Os reconozco que en casa tenemos Netflix por Star Trek y aprovechamos para ver el resto del catálogo. Pero que viendo la división que se está realizando y que para ver todo lo interesante debes estar en mil y un sitios, me llegué a plantear que quizás la vuelta de las descargas ilegales estaba muy cerca. Y me di cuenta que no fui la única que lo pensó pues en Twitter más de uno lo manifestó y en una tertulia friki que realizamos en un desayuno, también estas sensaciones y planteamientos estuvieron encima de la mesa.

Y es que como bien demostró Steve Jobs: nos gusta tener y consumir de forma legal, pero siempre que nos pongan las facilidades. Si hay problemas de precios desorbitados o como os indico una descentralización, la industria audiovisual más que ganar se perjudica a si misma.

Una actitud astuta

Esto se vio rápido y hay que decir que Paramount reaccionó muy rápido. A la semana siguiente realizó un anuncio donde en los países que está disponible Paramount + habilitaba un descuento de la suscripción. Y a los países que no tenemos aún su plataforma streaming, nos permiten ver la serie de forma gratuita.

Para ello, han programado que en Pluto TV se pueda ver el nuevo episodio de la serie Star Trek Discovery los fines de semana. Con ello tenemos la oportunidad de ver el episodio el viernes, sábado o domingo. Siempre a las 21:00 hora española y en su canal llamado Pluto Sci-fi.

La calidad es buena y el handicap negativo que experimentamos es que realiza cortes en su emisión. Son cada cierto tiempo (un episodio tiene entre dos o tres cortes de publicidad de unos tres minutos) y estamos experimentando diferencias en cada una de las semanas. La primera al ser tan repentina la decisión, fueron series y programas que emite este espacio.

No lo vi mal e incluso fue interesante para los que hemos aterrizado por primera vez y no sabemos las licencias que tiene ese espacio. La segunda en cambio al tener ya unas estadísticas sí hemos visto anuncios publicitarios de marcas. Concretamente fueron de coches y no lo revisé, pero me dio la sensación que esos cortes fueron de mayor duración.

No obstante al ser una opción gratuita y que hasta YouTube nos acribilla a publicidad, el balance que realizo a este factor es de asumible.

Pero recapitulo a la cuestión que os planteo en el título. ¿Por qué considero que es una actitud astuta? Pues porque ha sido una manera de neutralizar la piratería muy eficaz. Sabían que la gente no íbamos a esperar y han dado una solución legal y que encima beneficia a todas las partes. A Paramount porque ha hecho visible a esta plataforma que tienen en estos territorios. Y al público porque se siente escuchado y puede disfrutar de la serie como tenía previsto.

Demostrando que las cosas siempre son posibles si hay actitud. Y que puedes dejar un buen sabor de boca y quedar bien con estos posibles clientes que en 2022 tendrán que tomar la decisión de si dar una oportunidad a la nueva plataforma.

Agradecimientos

En casa me han enseñado a respetar las fuentes, así que quiero agradecer a todas las personas que me informaron de que se podría ver Star Trek Discovery de esta manera. Algunos no creo que se enteren por no saber mi faceta blogger, pero por si no fuera así: gracias por informarme en cuando les llegó la noticia de que sí se podría ver en las fechas previstas esta serie.

Fue doble alegría pues ver que pensaron en mi y que no quisieron que me lo perdiera sabiendo que soy seguidora de la serie, me emocionó mucho. Os reconozco que la disfruté y que quizás la serie la vi con más entusiasmo por este factor.

Y en el sector de las redes sociales, el agradecimiento va al podcast Torpedo Rojo. Que fue a quién le vi publicado el tweet de Pluto TV con la noticia en ese espacio.

Mi primera experiencia como Equipo de comunicación

¡Muy buenas gente chachi! Espero que por ahí esté yendo todo genial. Por mi parte ando reajustándome a lo que de momento va a ser mi nueva realidad tras seis meses muy intensos. Toca ver las amistades realizadas como se afianzan (o se convierten en conocidos), poner en marcha algunos elementos que quedaron paralizados e ir sembrando para que lo que llegue a continuación, sea bueno.

Pero mientras realizo todo esto, quiero seguir sacando unos minutos a la semana para compartir sensaciones y experiencias por esta humilde bitácora. La de esta semana es cómo he vivido ser parte del equipo de comunicación de un evento de marketing digital.

¿Qué funciones realiza?

La primera duda que tenemos cuando vemos esta figura, es que no termina de quedar claro qué realizan. O al menos os confieso que la primera vez que estuve pendiente de un evento online, me dejaron muy intrigada.

Y la conclusión que saqué fue que son usuarios que se escogen para dinamizar las redes sociales. Al principio con funciones de difusión para dar a conocer el evento en cuestión, y después en la realización de este se transforman en dinamizadores. Pues les toca estar pendiente de las charlas, las conversaciones que se van realizando e invitando a que los asistentes realicen comentarios.

Son encima eventos de muchas horas, con lo que además tienen que ser personas comprometidas y con una disposición de tiempo muy alta.

#MONETIZA21

Hecha esta introducción, entro en el evento que a mí me ha influido. Y es que a finales de octubre recibí un mensaje privado por Twitter de una de las responsables de la comunicación de Monetiza 21. Me hizo mucha ilusión pues realmente no me dedico al marketing. Sí, los blogs y podcast están muy unidos a ese sector y por ello me suelen invitar bastante a compartir impresiones, pero nunca he sentido que formo parte de este sector.

Por ello nunca he profundizado y los eventos que he revisado lo he hecho como favor a amigos que forman parte de estos equipos de comunicación o son sponsors y les interesaba posicionar y conseguir ciertas métricas. De ahí que podéis imaginaros la sorpresa y alegría de tuve al recibir este mensaje. Pues quería decir que la manera de gestionar mis redes sociales es correcta y hay gente que le gusta mi estilo.

¿La pega? Que justamente fueron los días 23 y 24 de noviembre y esa era mi última semana de trabajo. Me pude organizar para estar en la mayoría de ponencias pero es cierto que analizándolo fríamente, puede que no disfrutara de la experiencia porque tenía demasiadas cosas entre manos.

No obstante como ya sabéis los que me conocéis de hace tiempo: me gusta quedarme con lo positivo. Y es que ahora mismo tengo conocimiento de primera mano de cómo se montan estos eventos, qué se mira, las herramientas y los demás elementos.

Beneficios que se obtienen

Y vamos a lo que todo nos interesa: ¿esta figura qué saca a cambio? Lo primero hay que dejar claro que no hay retribución económica. Quizás los que llevan más años o mueven mucho tienen otras condiciones, pero en mi caso desde un principio se me dejó claro que solo se sacaba difusión y que mi nombre fuera visible para la comunidad amante del marketing.

También es la primera puerta si se aspira a poder ser ponente algún día de estos eventos. En Monetiza 21 no lo he visto, pero esa misma semana se celebró otro evento en línea y os puedo decir que muchos de los ponentes o que tenía una intervención más directa y de protagonista, precisamente se metieron y tuvieron presencia aceptando formar parte del equipo de comunicación de algún evento.

Por este factor creo que muchos caemos, pues da pena / cosa cerrarnos puertas que quizás posteriormente pueden ser positivas. A corto plazo, tengo que decir que la visibilidad sí es real. Llevo casi un año estancada con los seguimientos de mi cuenta de Twitter y tras haber participado en este evento, se ha desatascado. Así que puedo decir que sí me ha valido la pena y que he podido conectar con grandes personas como es Soy Gabi.

¿Repetirías experiencia?

Ahora bien, si me hacéis la pregunta de si en futuros eventos aceptaría formar parte del equipo Social Media de un evento online… me ponéis en un aprieto. Como ya he vivido la experiencia y se lo que se cuece, no tengo alicientes en repetir. Pues como indico es bastante trabajo y aunque me gusta quedarme con la parte positiva y ver lo que aporta, lo cierto es que el esfuerzo invertido no me compensa.

Ando en un momento que la verdad mi tiempo lo tengo que invertir de forma correcta y que la inversión de posicionamiento o visibilidad, no es una moneda válida. Por ello os reconozco que para volver a realizarlo, debería de ser algo muy jugoso y que de verdad sienta que me aporta. Pues la puerta de ser ponentes o participar de una forma más activa no me atrae.

O mejor dicho, veo claramente que no soy el perfil. Pues suelen ser empresas tecnológicas o profesionales que ofrezcan servicios de marketing. Hecho que en estos seis meses me ha quedado claro que no voy a cumplir nunca, pues mi orientación va por otro camino a día de hoy.

Ahora bien, si me está leyendo un marketero: tenga claro que estar en esa figura está bien y que de verdad vale la pena. Porque aunque no lo he dicho, por parte de los colaboradores hay algún regalo que puede ser interesante. Este año por ejemplo fueron servicios de marketing y la opción de tener dominio y host gratuito durante un año. Así que realmente sí se sacan ventajas y como os indico es más mi persona al no utilizar ni beneficiarse de estos servicios lo que hace que me deja una sensación extraña.

Y mi recomendación final: es que si os llega una solicitud de este estilo, quede claro el enfoque, tipos de publicaciones y compromiso que se pide para evitar tener problemas o malos entendidos.

Creadores de contenidos… ¿o divulgadores?

Muy buenas gente chachi. Esta semana he decidido publicar el jueves pues el martes fue el primer día del evento #Monetiza21 y creí que la entrada pasaría inadvertida. En el siguiente escrito os compartiré las sensaciones que he tenido formando parte del equipo de comunicación del evento.

Y sí, voy a lo que nos trae en esta ocasión. Es un tema que al igual que el de la educación, se gestó en Twitter. Pero como hace ya muchos meses (y puede que quizás hablemos de año o años) no os aporto la fuente original. Simplemente mi reflexión y opinión al respecto.

¿Qué es para ti un creador?

Un compañero del sector de los videojuegos, decidió realizar una encuesta tras una conversa que tuvo donde le creo la duda: ¿qué es un creador? Para él todo el que publica en internet es creador de contenidos. Pero con la persona que tuvo ese intercambio de opinión le dijo que no. Que los creadores solo son de materiales propios y quienes crean críticas o dan a conocer productos de terceros, realmente son divulgadores.

Y tengo que deciros que comparto esta visión. Más porque muchos blogs o canales de YouTube son simplemente promociones o fichas técnicas, siendo por tanto canales para acceder a la información. Pero no aportan ningún toque personal o propio que los diferencie del resto. Son por tanto una figura divulgativa.

Como sabéis los que me seguís de siempre, me gusta ponerme de ejemplo para que se entienda lo que quiero transmitir. Mi proyecto Universo Agapornis aunque editaba los vídeos, creaba los grafismos y demás cuestiones, sus materiales los considero que son de divulgación. Primero porque mucha de la información que se dio era de terceros al ser de investigación. Y aunque lo respaldaba mi experiencia, no era ningún método nuevo, si no que era el conocimiento que ya estaba solo que facilitando el acceso con los nuevos canales tecnológicos que tenemos en la actualidad.

Ser divulgador no es malo

Además decir que se tiene un perfil de divulgación no veo que nos baje la categoría. Que es lo que veo con muchos compañeros que renunciar a la etiqueta de creador de contenido le cuesta horrores porque es como bajar de categoría. Cuando simplemente son diferentes.

Es igual de respetable e incluso según la temática, puede ser mejor. En el sector animalista la divulgación es la base e incluso para mi tiene más valor una persona que decide clasificarse de esta manera. Pues sabes que ha habido una formación y una investigación en la área que informa que vas a poder beneficiarte. Mientras que el compañero que decide utilizar la categoría de creador de contenidos podemos tener el problema que solo busque visitas y llenar ego. Haciendo que si decidimos confiar en sus consejos, a la larga tengamos disgustos al surgir problemas.

¿Existen creadores de contenido en la red?

Por supuesto que sí existen creadores de contenido en internet. Todos los artistas que comparten sus dibujos / ilustraciones, sus canciones, textos de creación (poesia, ensayo, narrativa…) o en definitiva: productos propios sí es justo considerarlo y permitirles utilizar la etiqueta de creadores.

Porque realmente nos ofrecen algo suyo, propio y que no puedes conseguir de otra manera. Y creo justo que empecemos a entender y utilizar de forma correcta estos términos pues si no como siempre ocurre, va a perder valor y no se considerará ni valorará como se merece a los verdaderos creadores. Cosa que no se merecen pues son actividades que llevan mucho trabajo detrás.

Concluyendo: la red mayoritariamente es un espacio de divulgación y de acceso a información. Y con los avances la creación también ha llegado, pero es un porcentaje menor del que nos venden.

Dejar espacio para lo nuevo

Muy buenas gente chachi. ¿Cómo va esta semana? Espero de corazón, que bien. Por mi parte mi mente ya está preparada para la siguiente experiencia. Porque ya veo el fin de esta etapa que han ocupado los últimos seis meses. Y cuando llegan estos momentos, podemos tomar una actitud de nervios, ilusión de que pueda extenderse…. o como ha sido mi caso: tranquilidad.

Asumir el presente

Primero, porque aunque es cierto que la he disfrutado mucho y he aprendido… no he cometido el error de otras ocasiones de implicarme. Sé que es un trabajo limitado y he ofrecido lo mejor de mi persona, no malinterpretéis mis palabras. Indico el implicar porque muchas veces cometemos el error de dar todo lo que podemos, incluso de más. Porque inconscientemente, queremos agradar con la esperanza de seguir. Cuando lo cierto es que tal como está el sistema, es una idea no realizable. Y nadie es imprescindible, con lo que no somos figuras claves.

Esta filosofía me ha hecho disfrutar porque he tenido claro que podía poner límites para no quemarme por un lado. Algo que agradezco mucho y me siento muy contenta de poderlo aplicar en esta ocasión.

Y es que no es malo asumir que el presente puede ser finito y no es algo que se alargue en el tiempo. Es más, quizás algunas de las tareas si se me plantearan el tener que realizarlas el resto de mi vida, no me haría ni pizca de gracia el planteamiento.

Además, sé que lo que vendrá a continuación es muy bueno y merece la pena tener más tiempo para poderme implicar en estos nuevos horizontes que se me presentan.

A nivel de personas….

Pero hoy no quería enfocarlo en esa cuestión. Si no que me gustaría que fuera a nivel social. Y es que desde hace unos años, he sufrido la suerte o la desgracia de encontrarme con perfiles interesados. Personas que solo se acercan para sacar provecho y cuando ya no pueden exprimirte más, desaparecen.

O también me he topado con un grupo peor: los que no tienen suficiente cuando sucede esta situación de irse, si no que contaminan a los contactos en común para aislarte. Es algo que me saca de mis casillas porque me recuerda la etapa de bullying y suelo llevarlo muy mal. Pero tengo que reconoceros que en la última experiencia, he podido gestionarlo mejor.

Y es que aunque es cierto que me he quedado sola y las redes sociales las interacciones dan bastante pena con lo que fue, lo veo como una nueva oportunidad. En vez de lamentar, lo tomo como una etapa de tener que abrirme más, visitar nuevos espacios que no suelo estar… y debo decir que es algo que me deja una sensación muy buena.

¿Por qué? Pues porque me permite observar que hay gente no tóxica, que comparte mi visión actual e incluso, ver que quizás lo que se ha ido, no era lo mejor. Vamos, que había que hacer espacio para que lo mejor llegara a nuestras vidas.

Educar en igualdad. ¿Es una utopía en estos tiempos?

Muy buenas gente chachi. Sí, una vez más os traigo dos entradas en el blog. Pero no os acostumbréis, al menos de momento, pues he aprovechado un pequeño hueco y que el ordenador de los podcast no funciona. Las próximas semanas volveremos a publicar una vez a la semana hasta que vuelva a disponer de tiempo para ponerme delante del ordenador.

En esta ocasión os vuelvo a traer un tema muy interesante que ha surgido en Twitter y que considero que es justo analizar y dar visibilidad.

¿Hemos recibido una educación en igualdad?

Esta sin duda es la pregunta que nos ha rondado a las personas que hemos leído el hilo que preparó la semana pasada fesolet en su cuenta de Twitter. Si no lo habéis hecho y como siempre lo mejor es ir a la fuente original, os facilito el hilo para que lo podáis leer con tranquilidad.

La conclusión que saco es que generaciones que han crecido con una base machista y de desigualdad, aunque quieran no pueden educar en valores de igualdad. Esas madres habrán podido dar un poco de más libertad e igualdad a sus hijas, pero aún ha quedado un poso. Y aunque nosotras a nuestra descendencia queramos darle algo mejor de lo recibido, seguro que sin ser conscientes les transmitiremos aún algún residuo.

Y es que los cambios no suceden de golpe. Si no que es progresivo y a veces por desgracia, pasos demasiado lentos. Siendo por tanto lo importante para conseguir una meta ser constantes y no olvidar esta carrera a largo plazo, pues retroceder por desgracia es muy fácil.

Ser una privilegiada

Y bien, muchos pensaréis: ¿y tu experiencia cuál ha sido? Pues la verdad que no me puedo quejar. Estas desigualdades no he sido consciente pues al ser hija única, no tienes con quién compararte. Y con la figura de primos no he podido hacer la comparativa pues la diferencia de edad es tal, que no hemos compartido momentos ni experiencias.

En casa siempre me han dado lo que he querido y nunca me han puesto limitaciones. También he visto una igualdad de tareas y responsabilidades entre mis padres, aunque es cierto que con el tiempo he cambiado de visión o mejor dicho, la he ampliado. Pues al hablar con mi madre sí he visto sueños truncados o elementos que no le han hecho sentir que haya vivido en igualdad. Demostrándome lo dicho por arriba: absolutamente en todas las familias un grado de desigualdad han sufrido las mujeres.

Es algo que me ha calado que también por ello os reconozco le tengo bastante rechazo a pensar en tener una vida con alguien. Pensar en tener que renunciar a mi libertad es algo que no me gusta plantearme. Y es que hacer lo que quiera sin rendir cuentas con nadie nuevamente me hace sentirme que soy muy privilegiada.

Mi punto débil

¿Cuál es mi kriptonita y que sé que es un residuo a trabajar día a día? Pues viene de que el centro educativo donde estuve fuera religioso. Mentalmente veo las limitaciones que me ha dejado y que por ello no me veréis que utilice calificativos hacía mi persona de progresista y de mente abierta.

Y es que aunque me gustaría ser una persona abierta y expresarme como algunos lo hacéis, sé que tengo esta limitación y que por tanto, aunque lo deteste me debo de considerar una persona conservadora. ¿Lo bueno? Que soy consciente de esta limitación, lo que hace que pueda trabajar día a día en limarla.

Por todo esto, mi conclusión es que hablar de la igualdad a día de hoy no es posible. Es una asignatura que la humanidad aún tiene que estudiar y pulir para conseguir el sobresaliente. Podemos hablar de progresos y que se pueda hablar libremente como pasó la semana pasada en Twitter, es muy positivo para que seamos conscientes de dónde tenemos que poner el acento para que el siguiente paso sea fuerte y con impulso.

Colaboraciones. ¿Sí o no?

Muy buenas gente chachi. Espero de corazón que por ahí esté yendo todo muy bien. Por aquí vamos a tratar un tema que por el blog ya he dado mi opinión, pero con algún compañero estos días he estado hablando y me apetece compartir las impresiones que he tenido al respecto.

Puntual o habitual

El mundo de las colaboraciones sin lugar a dudas es algo que a todos nos hace ilusión. Porque suele significar que otros compañeros valoran el trabajo que estamos realizando. Pero ahora bien, ¿qué nos aportan realmente?

Como ya he dicho es un tema que he hablado y no quiero repetirme, con lo que me gustaría compartir otros enfoques. Y que si alguno ahora mismo está viviendo el dar el paso a esta figura, que le ayude a aclarar y ver si le merece la pena. O es mejor dejar pasar la colaboración que nos han ofrecido.

El primer punto sin lugar a dudas que tenemos que plantear es: será algo puntual o por contra…. ¿estamos delante de una petición de más frecuencia?

Si la respuesta es que sabemos que solo es un escrito (o en el caso de audiovisual, aparecer como invitado en un episodio), os diría que a no ser que os hagan escribir de algo que no os guste o el espíritu / línea editorial que siga os chirríe mucho, que os animéis.

Las colaboraciones son una oportunidad para llegar a un nuevo público de forma fácil. Y al mostrarte cercano al resto de compañeros, abres puertas a que aparezca algo que te guste y que no parecía que lo tuvieras a disposición.

Pero si por contra hablamos de algo más seguido y con responsabilidad, sí que creo que antes de meterte hay que analizar muy bien si de verdad vale la pena.

Busca un tema nuevo

Un factor importante es que lo que vayas a realizar, no lo estés realizando ya en otro espacio. Puede parecer contradictorio pues posiblemente te pidan esta participación porque saben que hablas de algún tema en concreto. Pero para nada y como siempre se entiende mejor con un ejemplo, ahí va.

En esta bitácora durante un tiempo realicé entradas de tecnología. Como gustaba y empecé el podcast, también incluí esta temática en Marveliana Tecnóloga. Lo equilibré dejando ciertos temas para un formato u otro, pero esto me fue imposible de sostenerlo en cuando me ofrecieron que fuera parte de la familia de DesMarketing.

Y es que aunque intentara buscar temas diferentes para tratar en cada uno de los espacios, lo cierto es que había meses que no había variedad. Y me encontraba con que prácticamente realizaba las mismas publicaciones para los tres espacio.

Eso también me sucedió cuando teníamos Bloggerizados. Que al realizar las críticas literarias en Hedowichi Rulomaki y en esta comunidad literaria, ofrecía exactamente lo mismo. Solo cambiando que en Bloggerizados teníamos que añadir el ranking de estrellitas por incluir una pequeña ficha.

Por esto que os comento siempre que voy a fichar a un colaborador para el podcast, le pregunto qué quiere aportar. Y si veo que es exactamente lo mismo que en otros espacios, le hago ver que puede experimentar la sensación de hartazgo al repetir constantemente lo mismo en todos los sitios. Y si de verdad se mantiene y es lo que quiere compartir, suelo pactar colaboraciones puntuales y no ficharlo como colaborador asiduo. Pues como os indico, posiblemente en algún momento ocurra que me pida paralizar la colaboración.

¿Qué buscas con la colaboración?

Lo fundamental es tener claro qué objetivo tenemos al colaborar en un espacio. Puede ser por ego (siempre mola decir que formas parte de un grupo. O es un sitio que puedes fardar si has participado), sentir que tienes que ampliar círculo de contactos…. o el objetivo que te plantees.

Pero es importante tener claro que si nos llaman más que ayudarnos, es porque ese espacio cree que le puedes aportar valor. O que tienes el target de contactos justo el que necesita / quiere llegar. Vamos, que más que ayudarte realmente les estás ayudando tú.

Es sin duda el punto que crea más conflictos, porque aunque lo deberíamos de tener presente, lo cierto es que hasta que no nos quemamos al no llegar el caramelo deseado, no es cuando asumimos realmente cómo era la relación que compartíamos con esta colaboración.

Así que querida gente chachi: las colaboraciones no son ni buenas ni malas. Si no que es importante analizarlas y encontrar qué las motiva para saber si es una puerta interesante. O por contra es mejor descartarla y seguir con nuestro camino. Que malos pasos no estaremos dando si conseguimos que la gente tenga interés y llame a nuestra puerta.

Universo otaku, ¿qué te está sucediendo?

Muy buenas de nuevo, gente chachi. Sí, no estáis equivocados y no me he confundido al programar esta entrada: empiezo noviembre con dos entradas en la misma semana. ¿El motivo? Pues uno bien simple: es un tema que me apetece tratar y que considero de actualidad. Con lo que dejarlo para próximas semanas es equivocado.

Poniendo en antecedentes

En Barcelona es habitual que el salón más importante dedicado a la cultura japonesa, se celebre alrededor del uno de noviembre. Es una fecha que suele tener opción de puente y que permite que por tanto, el evento disfrute de más visitas. Y aunque estoy un poco alejada de esta afición, es cierto que el 2021 me ha vuelto a traer contactos del pasado que siguen conectados. U otros nuevos que su lado otaku sigue presente.

Por ello, me he encontrado con una dualidad. Por un lado he tenido el sector que han regresado y que han disfrutado a mil del evento. Y que me han despertado la nostalgia de cuando pisaba esos pabellones. Pero también he sabido de una polémica que me ha hecho recordar porqué me alejé y decidí que no asistiría hasta que no cambiara.

Esta situación fui conocedora por la cuenta de Paul Atreides, que realizó un citado para dar su opinión. Y que si por si queréis revisar, os incrusto esa publicación.

Lodos del pasado

Esta situación como bien se describe en el tweet inicial, no es nueva. Los medios de comunicación desde la aparición de estos eventos siempre han querido transmitir que la afición a las viñetas japonesas no era nada positiva. Enseñando las partes de adultos como si todo el recinto encontráramos eso.

En aquel entonces por suerte habían portales y prensa especializada que luchaba contra esa lacra y aunque las personas que no pertenecieran al sector tuvieran esa imagen sesgada, quién entraba veía un universo muy rico. Y como indico: los eventos tenían muy buena salud.

Ahora en cambio, esto no es así. Y no es solo lo descrito en este hilo, sino que lo he podido constatar. Como os decía, este año la verdad que estoy reconectando con los mangas y me apetece mucho volver. No de una manera tan fuerte como el principio, pero sí quiero repasar las series que tengo, terminar las colecciones que tengo inacabadas… y volver a visitar las librerías especializadas para buscar alguna serie nueva que he visto que se han publicado y me quedé con ganas de disfrutar en aquella época.

Por ello pues ya he estado revisando los catálogos actuales. Y cuál ha sido mi sorpresa que un grosso de esos números tienen unos tintes muy asquerosos. Y sí, puedes estar en contra de una categoría o no verle gracia, pero que lo que se ofrezca solo sea eso habiendo grandes títulos que aún no se han licenciado en nuestro país… me preocupa mucho.

¿Por qué? Pues porque si la sociedad está permitiendo esas publicaciones, demuestra que está peor de lo que creía.

Un futuro negro para estos eventos

Y que me hace leer que estos eventos lo tienen muy mal para seguir y mantenerse. Entiendo que es una senda que tenemos muchos la culpa (sí, me incluyo). Porque como ponía de subtítulo: es un lodo del pasado. El primer aviso fue la aparición de un evento que ciertamente ya atraía ciertos artistas y como era emergente y sin mucho apoyo, lo dejamos pasar. Y esa permisividad de dejarlo crecer y moldear, tengo claro que ha afectado a que ahora tengamos esta situación.

Que por cierto es difícil de remediar. Porque como son los consumidores actuales, los organizadores de estas ferias no modificarán sin un cambio de tendencia. Y los usuarios que podríamos realizar este cambio, nos vemos abocados al rechazo y no inclusión de estos eventos.