Un año más

Los que me seguís de hace tiempo, sabéis que no soy navideña. Huyo bastante en mi parte personal de realizar decoraciones o las publicaciones triviales que todo el mundo realiza. Creo que es una celebración impuesta, que puede hacer más daño que bien. Y prueba de que es un análisis acertado, es ver los conflictos y problemas que muchas personas están pasando.

Cosa que no sucedería si entendiéramos que más que las fechas, lo importante es escoger los momentos acertados y disfrutarlos. Vamos, que no es ningún drama plantearse que celebraciones de este estilo moverlas a otras fechas y cuando la situación sanitaria lo permita.

Pero este tipo de acontecimientos es imposible huir al 100%. Como ya he dicho en alguna ocasión desde que tengo Capitana Podcast, son proyectos que obligan a realizar publicaciones temáticas. Y ya ni hablamos cuando participan más personas y realmente sí celebran o viven algún evento. Es justo y ético llegar a un equilibrio, ya que son proyectos grupales y no individuales.

Es por ello que un año más, en este blog no voy a realizar ninguna entrada de felicitación de navidad ni similar. Eso lo dejo para los proyectos podcast que sí nos está tocando realizar alguna actividad del estilo. Aquí voy a seguir siendo yo.

Y como regalo de fin de año… me gustaría compartir una reflexión que hace meses me acompaña, pero que no me he atrevido a hacerla pública hasta hoy.

El carbón va para…

Estoy ya a un nivel que los medios de comunicación me asquean. Da igual que sean digitales, tradicionales o televisión. Solo se salva en ocasiones la radio. Y sí, en ocasiones. Porque algunas veces la pondría junto al resto.

Y… ¿qué me despierta esta sensación? Pues un hecho muy simple: me transmite que mucha de la crispación y desconcierto viene de ese sector. Estoy harta de ver que por simpatía a ciertas personas, se les ha puesto en el pedestal de expertos. Pero luego el tiempo demuestra que no son así. O con estos medios al ver diferentes etiquetas y que no corrigen, demuestran que quizás no son las mejores caras para llegar a la gente.

No cuesta nada decir que delante de una situación que ninguno de los presentes ha experimentado, es un campo inexplorado. Y que por tanto necesitamos de ser flexibles, estar atentos y por una vez no movernos como si la vida funcionara con dogmas inquebrantables. Las personas no lo sabemos todos y hay que tener humildad de aceptarlo de una santa vez.

Con esto, hubiera sido todo más fácil. En especial la desconfianza de muchos o el hartazgo que están provocando que la gente decida ir a lo suyo. Sí, considero que quizás muchas de esas figuras que se catalogan de irresponsables vienen alimentadas de esta pésima gestión.

Al igual que inconscientemente se ha transmitido que solo hay egoístas y que se saltan las normas. Repetir cada segundo esa información termina haciendo que quién cumple, sienta que es estúpido. Y se invita a tirarlo todo por la borda y sumarse a ese grupo que los medios de comunicación hacen tan populares.

Mi elogio…

Por eso estas últimas líneas las quiero dedicar a la gran mayoría que tiene sentido común. Esas personas que intentan dar lo mejor día a día e incluso en momentos anímicamente difíciles para amigos y familiares, han tirado del carro.

A todos vosotros, tenéis mi elogio. Y mi deseo de que ojalá fueran a vosotros todos los focos de luz. Y es que esas son las conductas que deberíamos de mostrar y fomentar.

Vigila donde pones el acento

Otras de las cuestiones que me han llamado la atención este mes de noviembre ha sido que a pesar de tener muchos elementos positivos, siempre ponemos el acento en la parte negativa. Algo que creo que tenemos que empezar a trabajar en cambiarlo.

1.000 cosas positivas

En particular fui consciente un día que varios contactos me escribieron y manifestaron que andaban decepcionados. Y todos compartían un hecho: estaban dándole una fuerza a un hecho único. Cuando tenían miles para estar felices y orgullosos de tener un círculo digital sano y fuerte.

Y esta cuestión es peligrosa. Porque puedes quemar a esas personas que no te fallan y están siempre ahí. Ya que inconscientemente los estás rebajando y mostrando que no te importan.

Si alguna persona que realiza esta acción me está leyendo, puede decirme que esto sucede porque los contentos y que apoyan incondicionalmente, es lo que esperamos de todos. De ahí que preocupa y te centras en la nota discordante.

Pero como indico en el título: esa filosofía es poner el acento en un factor, que al final nos puede perjudicar más. Y es que esas personas que están ahí, quieren notar cariño. Que de verdad los valoramos y agradecemos que estén en nuestro lado.

O simplemente que como todos, tienen también sus problemas y solo recibir negatividad y experiencias negativas, les carga y les obligamos a que se alejen de nuestro lado.

Comparte tu lado alegre

También soy consciente que es un hecho que sucede por la educación y cultura que nos inculcan. Nadie está libre y es una lucha que en mayor o menor medida, todos tenemos que realizar.

Por eso me incluyo también. Es más en la semana que me hizo reflexionar sobre esta cuestión, estuve a punto de preparar una entrada para este blog de una vivencia que me sacó de mis casillas. O también barajé escribir un tweet en mi cuenta personal. Pero no lo hice.

Si no que dejé reposar la cuestión y fue lo suficiente para poder analizar que era una tontería. Y que la gente que valoro y aprecio, no se merecía. Así que opté por reenfocar y decidí invertir ese tiempo en interactuar con cuentas que me gustan.

E incluso conseguí tener una idea brillante para realizar un tweet divertido y que consiguió que si alguno de ellos tenían un mal día, les cambiara.

Eso querida gente chachi, debería ser el camino con nuestras relaciones sociales.

Perdiendo el universo de la metáforas

Hola de nuevo. Esta semana me apetece reflexionar sobre una cuestión que llevo ya tiempo observando, pero que en este 2020 siento que ha tenido una caída preocupante. Y esto es… que noto que el humor y las metáforas están desapareciendo.

Un mundo literal

Es algo que ya manifesté con un tipo de humor que en las redes sociales es muy peligroso utilizar. O al menos si no quieres ser foco de polémicas y problemas legales.

Nos hemos vuelto una sociedad muy recta. Donde las bromas, metáforas y cualquier escritura creativa, no están bien vistas. Solo podemos pasar a contar historias reales con un toque de felicidad o tristeza. Sin escrituras de leer entre líneas y que contengan humor inteligente.

Y dedico estas líneas porque he realizado un análisis mirando atrás, y veo que cuentas de sátira o que eran humor puro han desaparecido. Apenas publican y sé el motivo, porque me consta que han levantado ampollas y el círculo de contactos se les ha reducido. Incluso muchos de esos perfiles actualmente han tenido que reenfocar su actividad.

El humor… ¿es tan malo?

Esto me hace plantearme si de verdad estamos yendo por buen camino. Y es que el humor es una herramienta útil. Más en estos tiempos que estamos viviendo, puede ser la pieza que haga que remontemos o por contra, nos hundamos.

Y es que aunque muchos crean que el humor es felicidad, realmente quienes tenemos esta bandera es porque hemos sufrido y hemos aprendido que para no caer en el pozo, tienes que buscar una actitud positiva. Un hecho que cuesta llegar a esa senda y como indico: el humor puede ser una llave importante.

Profesional no es ser serio

Para cerrar el escrito de esta semana, me gustaría que todos reflexionemos que ser profesional no implica tener que ser recto ni serio. En este año ya se está demostrando con el nuevo enfoque de LinkedIn. Donde están desapareciendo los trajes de ejecutivo y la gente empieza a mostrar más humana y cercana.

También me gustaría que volvamos a enriquecer nuestras mentes en aceptar comunicaciones menos serias. Que permitan utilizar metáforas o humor y que no se malinterprete a la persona que los utiliza. Vamos, que seamos más como Fenrir de La leyenda de Darwan.

El mundo es de los piratas de ideas

Buenas de nuevo, gente chachi. Hay bastantes temas para reflexionar en este noviembre, pero he decidido decantarme por el más actual. Al menos en mi círculo cercano. Y es que… el mundo es de los que roban ideas.

Conclusiones adquiridas

Es una cuestión antigua, pero que a pesar de ello no para de indignarme. Más porque soy una persona que le gusta innovar y que desde que tengo uso de razón, he perseguido el objetivo de revolucionar con algo nuevo. Nunca visto.

Por eso siempre que he escrito alguna historia o tenido alguna idea tecnológica (si no lo sabes, empecé la carrera universitaria de ingeniería multimedia), cuando he visto que ya había alguien desarrollando o incluso publicado sobre ello, las he tirado a la basura.

Y esta búsqueda me ha traído dos conclusiones: que esto que anhelaba en estos tiempos es imposible. Ya que todos los avances tienen o necesitan algo ya descubierto. Y el segundo que es la cuestión que nos trae hoy: el mundo lo mueve la persona que roba las buenas ideas.

El eje donde todo gira

Este hecho ya lo comenté en la Zona Marvel de este mes de noviembre al recordar la historia de Steve Jobs. Muchos lo consideran un genio y un revolucionario. Pero realmente simplemente supo rodearse de buenos profesionales y ser un pirata tecnológico.

Esa fue la jarra de agua fría que me cayó al leer su biografía. Donde se reconocía que todas las innovaciones salieron realmente de Xerox y que Jobs no compró las ideas. Si no que aprovechó una visita al parque tecnológico de esta compañía para cogerlas y que su equipo las desarrollara.

El éxito de Steve Jobs fue ver lo valioso que eran todos esos avances del ordenador personal y que Xerox no supo ser consciente de lo que tenía entre manos. Pero por ello los fans de Apple no pueden criticar ni acusar a Bill Gates de aprovecharse de Jobs. Se puede decir que estamos delante de dos personas que operan y analizan el mundo de una forma similar.

Pero no son los únicos. En todas las industrias y a lo largo del tiempo, podemos observar este fenómeno. Y aunque sea por tanto común, no quiere decir que no sea un acto reprochable. Al menos en algunos casos sonados.

No es tolerable…

Y aunque como digo la originalidad en este mundo es un unicornio y todos al final repetimos, si podemos poner nuestro sello y distinción.

Para que se me entienda, muchos tenemos blogs. Y al usar ciertos CMS, pues veremos algunas funciones similares. Ahora bien, cada uno usa su plantilla, imágenes, textos propios… lo que hace que tenga su rasgo original que lo hace único.

Eso está bien y no voy contra eso. Si no a los que plagian e incluso buscan suplantar a otros utilizando nombres similares. O plantillas exactamente iguales.

El caso de actualidad

Y esta última categoría hace poco la comunidad de Bloguers.net la ha vivido. Algunos como bien ha indicado el administrador de esta web, hemos recibido e-mails SPAM de un nuevo sitio.

Que haya un sitio web nuevo no es el problema. El asunto es que rompan las normas de internet que muchos sí respetamos y que nos limitan el crecimiento. O que nos confundan al pensar que es un proyecto conectado con la web que ya existe. Este hecho es injustificable y nadie debería defenderlo ni fomentar.

Y por ello vuelvo a romper una lanza a favor de Bloguers. Un espacio que de verdad me ha dado mucho y que por ello, me ha dolido de manera personal haber visto los actos de este pirata.

Sé que el mundo no va a cambiar estos factores que ya están tan arraigados. Pero si estas líneas sirven para que empezamos a valorar en los creadores y no en quién sale visiblemente… me alegraré un poco.

Porque el hecho que sepamos los nombres de los primeros astronauta pero no de los ingenieros ni los técnicos que lo hicieron posible, es un error que debemos empezar a subsanar.

Halloween… no, gracias

Hola de nuevo a todas y todos. Ya que el lunes rompí con la tendencia de no publicar en este blog, voy a seguir con una cuestión actual. Sí, de esas que si te esperas pierde el interés de la red, con lo que ahora que es su momento… voy a comentaros qué pienso de Halloween.

Una de mis alegrías de este 2020

Además va en cierta medida relacionado con ese escrito. Y es que una de las situaciones que están pasando en este año es que noto que en mi entorno (incluyendo personas como localización), esta festividad ha perdido fuerza. Lo que hace que me sienta mucho más a gusto.

Porque sí, no me voy a ir con rodeos: no me gusta Halloween. Puedo entender que las zonas que no tienen tradiciones en este periodo o que tienen un origen cercano a este evento lo hayáis adoptado. Pero en mi zona sí hay tradiciones para ese día y me duele ver cómo han ido desapareciendo.

Es cierto que no son tan vistosas. Ni tienen actividades asociadas divertidas para los pequeños y los jóvenes. Pero es lo que nos a acompañado y que mi cerebro tiene en su disco duro de la infancia.

Así que perderlas es un dolor que no puedo cuantificar en palabras. Es sentir que estás fallando y que la esencia de ese territorio se está perdiendo. Por ello reconozco que a los amigos mexicanos os tengo mucha admiración por haber conseguido que Día de Muertos sobreviva y tenga tan buena salud.

Halloween light

Pero este año es diferente. Al fin no se ven todos los locales ambientados para Halloween. Si no que se vuelven a ver referencias a la castanyera y en los locales de alimentación en vez de ver bollos que imiten a calabazas o fantasmas, se ven los panelletes como protagonistas exclusivos.

Y lo reconozco: a mi cerebro lo está teletransportando a unos recuerdos que ya pensaba que no existían.

Obviamente alguna referencia hay. Sé que muchos de los que me leéis os gusta la fiesta y la vivís. Por ejemplo los amigos de DesMarketingES que siempre montan algo para el 31 de octubre.

Aunque en especial sé que es una fiesta para los que tenéis pequeños. Por el asunto que los caramelos les chifla. Pero sí tengo que reconoceros que esta tranquilidad y que no sea un bombardeo constante sobre terror y Halloween, era algo que necesitaba.

Y que me da esperanza en ver que las cosas pueden volver. Porque realmente no nos hemos olvidado de ellas.

Cuando vas a contracorriente

Hola a todos y todas. Hace ya unos días que no pasaba por este blog y aunque es cierto que tengo muchas cosas entre manos que hacen que el tiempo sea limitado, lo cierto es que hay otro motivo por el cuál tengo este rinconcito aparcado. Pero ya ha llegado el momento de sincerarme.

Y todo es gracias a Lupusy. La semana pasada cumplió un año en las redes sociales y entre las actividades que realizó, una fue realizar un hilo de reflexión. El cuál me pareció valiente y que me ha animado a realizar esta entrada.

El peso del grupo

No me voy por las ramas y os cuento lo que hace que esté tan parada: una vez más siento que voy a contracorriente. Hace unos años ya me pasó que en mi círculo digital iban con una tendencia positiva mientras a mí, se me caía el mundo encima.

Y vi con horror que muy pocos fueron los que se pusieron en mis zapatos. Es por eso que los que me seguís de hace tiempo sabéis que mi círculo se fue limpiando. Dejando huecos que dolieron pero con el tiempo han sanado porque han llegado personas igual o más increíbles.

Pero esta vez es peor. A mí me suceden las cosas buenas cuando a muchos me consta que son momentos difíciles. Y precisamente por haber vivido esa primera situación, me hace sentir mal el mostrar que aquí hay alegría y un momento feliz.

La felicidad está mal vista

Sí, he sentido que la felicidad en estos momentos está mal vista. Decir que la tienes en algunos círculos se ve mal. Como una falta de respeto, vamos.

Y no lo digo solo por sensaciones, ya que he visto algún caso en redes sociales que han lanzado comentarios muy duros a gente que en ese momento compartía su felicidad. En vez de alegrarse que alguien va bien, se decide hundirle.

Otra señal que he visto que me hace defender que la alegría se obliga a esconder, es la transformación de algunas redes sociales. Particularmente Instagram que era la meca del postureo, sus materiales han cambiado. Y solo se puede mostrar personas con mascarillas (aunque estén en su habitación).

Para finalizar…

Quiero decir que para los que este 2020 sea malo y estéis pensando ya en que pase rápido todo esto para remontar: tenéis mi apoyo y ayuda en todo lo que pueda para que pase ese bache.

Pero si eres una de las personas que en este 2020 están pasando cosas buenas: me alegro de corazón. Y aquí tenéis una persona que no juzgará y compartirá vuestra alegría.

Y para todos, me gustaría que hiciéramos el ejercicio que dice Lupusy en su hilo: buscar el lado positivo. Porque de mi infierno personal os puedo decir que he aprendido que siempre hay algo bueno. Y que nos ayudará a remontar y que en pleno torbellino, consigamos mantenernos firmes.

Sorteo estreno Lectores Curioses

¡Sorpresa! Llevamos desde el verano trabajando en un nuevo programa podcast en Capitana Podcast y… ya lo tenemos aquí. Se llama Lectores Curioses y para celebrar este estreno, os traigo un nuevo sorteo.

A continuación os dejo las bases para participar.

Organizadora

Vanessa Calonge, la propietaria del blog Hedwig Kudo, es la persona convocante del sorteo estreno Lectores Curioses. Vanessa gestionará las inscripciones, la resolución, el anuncio del ganador y la entrega del premio.

Premio

1 ejemplar del libro El éxodo de Amanda. Esta obra está escrita por M.G. Aranguren y sorteamos la edición en papel. El precio del premio es 10,30 €.

El premio será entregado mediante Correos y con envío certificado.

Quién puede participar

El sorteo es solo para residentes en territorio español. Si residís fuera, podéis participar siempre que tengáis alguien en España que pueda recibir el premio.

Fecha de participación

Este sorteo está activo desde el 29 de septiembre del 2020 a las 13:00 hora española. Y finalizará el 15 de octubre del 2020 a las 13:00 hora española.

Mecánica de participación

Este sorteo se realiza en la cuenta de Twitter de Aloha Onda. Para poder participar habrá que realizar las siguientes acciones.

  • Seguir las cuentas de M.G. Aranguren y Aloha Onda.
  • Hacer RT de la publicación fijada.
  • Comentar que participas en el sorteo.

Resolución del ganador

Durante el viernes 16 de octubre del 2020 se realizará el sorteo para conseguir el ganador. El proceso se realizará mediante la web Sortea2.

Tiempo para ponerse en contacto el ganador

El 16 de octubre del 2020 además de realizarse el sorteo, será anunciada la resolución de este. Siendo por tanto anunciado el ganador.

De no poder contactar con él en un plazo de cuatro días para hacer entrega del premio, se procederá a buscar nuevo ganador en Sortea2. La acción se repetirá tantas veces como sea necesaria hasta conseguir entregar el premio.

Fuerzas mayores

Vanessa Calonge se reserva el derecho de cancelar este sorteo en cualquier momento por falta de participación o cualquier causa que obligue suspenderlo.

Sorteo Aloha Onda: Consigue una suscripción anual

¿Os ha parecido poco el sorteo que hemos organizado en Capitana Podcast para celebrar el segundo aniversario de Marveliana Tecnóloga? Pues aquí os dejo las bases de un segundo sorteo: una suscripción anual para la plataforma podcast Aloha Onda.

Organizadora

Vanessa Calonge, la propietaria del blog Hedwig Kudo, es la persona convocante del sorteo Aloha Onda: Consigue una suscripción anual. Vanessa gestionará las inscripciones, la resolución, el anuncio del ganador y la entrega del premio. Aloha Onda ha cedido este premio.

Premio

1 suscripción anual para la plataforma podcast Aloha Onda. Está valorada en 30 €. Aunque en el momento del sorteo hay una oferta de lanzamiento a 20 €.

Quién puede participar

Al ser un servicio digital, el sorteo es internacional. Esto quiere decir que puede participar quien lo deseé.

Fecha de participación

Este sorteo está activo desde el 6 de septiembre del 2020 a las 10:00 hora española. Y finalizará el 21 de septiembre del 2020 a las 10:00 hora española.

Mecánica de participación

Para inscribirse solo habrá que hacer RT en el tweet fijado de la cuenta Twitter: @OndaAloha.

Resolución del ganador

Durante el martes 22 de septiembre del 2020 se realizará el sorteo para conseguir el ganador de la suscripción anual. Será mediante la web Tweetdraw.

Tiempo para ponerse en contacto el ganador

El 22 de septiembre del 2020 además de realizarse el sorteo, será anunciada la resolución de este. Siendo por tanto anunciado el ganador o ganadora.

De no poder contactar con este en un plazo de cuatro días para hacer entrega del premio, se procederá a buscar nuevos ganadores en Tweetdraw. La acción se repetirá tantas veces como sea necesaria hasta conseguir entregar el premio.

Fuerzas mayores

Vanessa Calonge se reserva el derecho de cancelar este sorteo en cualquier momento por falta de participación o cualquier causa que obligue suspenderlo.

Sorteo aniversario Marveliana Tecnóloga

No era el plan inicial, pero en Capitana Podcast llevamos ya bastantes meses preparando este sorteo. Al final por tempos vimos que se acercaba el seis de septiembre, una fecha muy especial para el proyecto que inició toda esta aventura en el mundo de los podcast: Marveliana Tecnóloga.

Por ello vamos a ofrecer dos sorteos. Hoy os presento el primero y el domingo, iniciaremos el siguiente.

Organizadora

Vanessa Calonge, la propietaria del blog Hedwig Kudo, es la persona convocante del sorteo aniversario Marveliana Tecnóloga. Vanessa gestionará las inscripciones, la resolución, el anuncio del ganador y la entrega del premio.

Premio

1 ejemplar del libro Alliances. Un juego de luz. Se podrá escoger la versión física o la digital que ofrece la editorial Duomo Ediciones. El precio de la edición física son 20 €, mientras que el e-book son 10 €.

El premio será entregado dando el valor económico vía PayPal o mediante cheque regalo en Amazon.

Quién puede participar

El sorteo es internacional. Aunque la versión física solo podrán optar a ella residentes en territorio español. Para el resto del mundo, se optará por la versión digital de la obra.

Fecha de participación

Este sorteo está activo desde el 1 de septiembre del 2020 a las 21:00 hora española. Y finalizará el 8 de septiembre del 2020 a las 21:00 hora española.

Mecánica de participación

Este sorteo es para los suscriptores de la plataforma podcast Aloha Onda. Todos los usuarios tendrán una participación. Si están suscritos a algún plan premium, se les regalará una participación extra.

También podrán participar la audiencia del podcast Marveliana Tecnóloga que escriban un comentario en el episodio que se habla del sorteo.

Resolución del ganador

Durante el miércoles 9 de septiembre del 2020 se realizará el sorteo para conseguir el ganador. El proceso se realizará mediante la web Sortea2.

Tiempo para ponerse en contacto el ganador

El 9 de septiembre del 2020 además de realizarse el sorteo, será anunciada la resolución de este. Siendo por tanto anunciados los ganadores.

De no poder contactar con él en un plazo de cuatro días para hacer entrega del premio, se procederá a buscar nuevo ganador en Sortea2. La acción se repetirá tantas veces como sea necesaria hasta conseguir entregar el premio.

Fuerzas mayores

Vanessa Calonge se reserva el derecho de cancelar este sorteo en cualquier momento por falta de participación o cualquier causa que obligue suspenderlo.

Aloha Onda. Súbete a la ola de los podcast

¡Buenas a todos y a todas! Espero que agosto os esté yendo muy bien. Por mi parte como os comenté en el último episodio de Marveliana Tecnóloga que publiqué en el blog, está siendo de cambios y mucho trabajo que organizar. Y es que ha llegado a mi vida la plataforma podcast Aloha Onda.

Si no existe, créalo

Esta idea nació a finales del año pasado. Fue cuando acabábamos de probar Anchor y aunque es mejor que iVoox, seguía habiendo detalles que no nos gustaban. Concretamente al tener en ese momento Capitana Podcast dos programas de producción propia, se nos hacía muy complicado la gestión de hacer el paso definitivo a esa plataforma.

Por eso algunos de los miembros de Marveliana Tecnóloga vimos la necesidad de cambiar la situación, y empezamos a plantearnos todas las opciones alternativas. Ninguna terminaba de gustarnos y por ello decidimos arriesgar con un espacio propio.

Nos movimos en ver qué opciones había disponible y crear tanto logotipos, imagen, filosofía y título. Fue una parte de mucho debate y análisis, pero nos encanta el resultado final.

Tiempos convulsos

Pero en esos planes iniciales no tuvimos presente que el 2020 iba a ser un año raro. Me sincero con vosotros que la situación delicada en España explotó cuando teníamos que sacar y presentar en sociedad la plataforma. Y como ocurren siempre en estos casos: los miedos e incertidumbre nos acompañó.

Se cayeron algunas ideas, la creación de la web tuvimos que suspenderla… y tres días antes del lanzamiento, incluso tuvimos que tomar la decisión de descartar todo el trabajo y empezar de cero.

No os mentiré: fue muy duro. En otras circunstancias hubiera interpretado que no tocaba y que como en otros casos, lo mejor era descartar y tirar el proyecto a la basura. Perooo no lo hice porque un primer paso e inversión ya estaba realizado. Así que decidí tomármelo en que aún no era el momento de Aloha Onda.

Aloha Onda. El paraíso de los podcast

El día tan deseado fue finalmente el 6 de agosto. Para alguien tan perfeccionista como es quién os escribe estas líneas, considera que ha sido precipitado y que quizás habría que haber esperado un poco más.

Pero siempre hay que pulir detalles. Y si no disfrutáis ni veis la plataforma, tampoco podría observar si el trabajo estaba yendo por buen camino o tocaba replantearse conceptos.

Os hago esta matización para que entendáis que se podría considerar que estamos en una fase beta hasta noviembre. Así que cualquier error notificarlo para que podamos ir puliendo y que esta plataforma podcast se acerque a la perfección.

Por último: os animo a visitar la web. Tanto para los oyentes como para podcasters, os sentiréis a gusto y que merece la pena sumarse a nuestra isla de entretenimiento.