Flores Sant Jordi

No atraigas obsesión

Hola gente chachi. En esta ocasión traigo un tema que me he estado debatiendo durante bastantes días si era correcto o no plasmarlo. Pues me consta que muchas personas que admiro son cercanas a esta filosofía de vida. E incluso algunas realizan cursos al respecto. También en cierta manera puede considerarse un elemento de crítica negativa y que por tanto, mi propósito para este año lo rompa. Así que tras esta lucha interna he decidido lanzarme y que sea lo que tenga que ser.

El origen

Y de lo que en esta ocasión voy a reflexionar es la capacidad de atracción. Pero para situarnos todos, os comentaré que el boom de esta manera de replantearse la vida llegó ya hace un tiempo. Alrededor de diez años es cuando por cierto libro mundialmente se empezó a escuchar la ley de la atracción. Algunos fieles a lo que contaba este libro, otros incluían matices.

En mi caso no he leído el libro y lo que me contaban no me cuadraba nada, así que pasé e ignoré. Pero sí os tengo que confesar que al final investigué algo cuando años después, me volví a topar con este planteamiento de éxito. Y es que si revisamos la biografía de Steve Jobs, veremos como esta persona llegó a ser un genio, un influenciador e incluso una figura de la historia gracias a seguir las doctrinas de atraer lo que la mente piensa.

Con él veremos que es una forma de aplicarlo de forma propia. E incluso con un matiz que como protección, cuando algo no le gustaba decidía asumir y actuar como si ese problema no existiera. De esta manera focalizaba todas sus fuerzas en vez de odiar, en crear y llevar a cabo lo que anhelaba.

Qué falla y lo que hace peligrosa esta forma de actuar

Antes que alguien salte, sí: a Steve Jobs esta forma de plantearse la vida al final le fue perjudicial. A nivel de empresa cosechó muchos éxitos y es cierto que consiguió poner a Apple en un nivel increíble. Pero a nivel personal y más en concreto de salud, aplicar este planteamiento hizo que nos dejara demasiado pronto.

Porque aunque muchos analizan tras leer la biografía que la enfermedad del cáncer no tuvo solución porque siguió pseudociencias, lo cierto es que también se cuenta y narra en ese libro que cuando se pone de verdad en manos de especialistas médicos, esta filosofía de atraer con la mente siguió.

En este libro no se narra con lo que aparto de su figura y comento a nivel general que observo en las personas que deciden actuar siguiendo con estas pautas. Y es lo que comento en el título: obsesión.

Y es de las peores y más insanas. Ya que hay un momento que cuando no consiguen lo que tanto han estado trabajando e intentando atraer como hacía Jobs, o siguiendo las pautas del célebre libro, el nivel de frustración es tan alto que te encuentras personas en situaciones muy límites a nivel psicológico.

Las cosas llegan cuando tocan

Pero lo más curioso es que como me dijo una persona que había querido aplicar esta fórmula: las cosas llegan cuando menos te las esperas y menos obsesión despiertan. Me comentó un deseo que tenía de siempre y fue de estos perfiles que cayeron muy hondo a nivel psicológico. Y lo divertido de la situación es que al final lo consiguió, pero cuando le daba absolutamente igual obtenerlo o no.

E incluso me matizó que lo que llegó no era lo que había anhelado desde siempre. Si no que tuvo sus matices. Es algo que me llamó la atención y decidí analizar en mi día a día. Y esto gentecilla, tengo que deciros que sí se cumple con una frecuencia que obliga a reflexionar.

Desde ese momento he visto como cuando tenía ganas de alguna experiencia, mejora u obtener alguna cosa a un nivel insano, el fracaso estaba casi asegurado. Y si a día de hoy os puedo decir que lo he obtenido, ha sido cuando ya no pensaba en ella.

Y es que las cosas solo llegan de una manera: viviendo y experimentando. Si te paras y no avanzas esperando que lleguen solas, es cuando tomamos el camino equivocado. Además añadiría una última cosa: es importante fluir y no idealizar o llenarlas de expectativas. Que como ya comenté en otra ocasión, es el otro talón de Aquiles que debemos lidiar e intentar suprimir en la medida que nos sea posible.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .