El camino de un buen blogger

Hola de nuevo. En el escrito de la semana pasada, terminé hablando de caminos y eso me encendió la bombilla para tratar una nueva cuestión con todos vosotros: ¿cuál es el camino correcto de un creador / divulgador?

Aviso que no tengo la panacea perfecta para esta cuestión. Pero sí creo que es importante que cada día realicemos unos pequeños pasos de análisis para evitar llegar al colapso.

Tómatelo como un hobby

Este punto ya lo he tratado en múltiples ocasiones por aquí. Pero sigo viendo que la gran mayoría de mis contactos que publican material en el ciberespacio, sigue cometiendo. Con lo que me animo a recordar que lo que hace atractiva esta actividad es que nos llena dedicar una parte de nuestro tiempo en crear, difundir y recibir interacción. Esta última parte no lo neguemos que absolutamente todos la anhelamos.

Pero cuando llega la obligación, todo esto desaparece. Y es un error que tenemos que empezar a subsanar si no queremos hacernos daño. Sé que es una cuestión difícil porque innatamente lo tenemos incorporado. Pero por eso comento que es correcto analizar y preguntarnos cada día: ¿por qué quiero realizar una publicación hoy?

Si la respuesta es “porque toca, la están esperando y voy a perder seguidores si hoy no publico nada“… te estás desviando del camino sano. Es un indicativo que algo empieza a no ir como debería, con lo que respira e incluso móntate una actividad alternativa.

Como os digo, nadie se escapa a pasar por esta fase. En mi caso cuando ocurre, me tomo unas vacaciones de esa actividad y aprovecho para realizar alguna tarea de la lista de pendientes que siempre se queda atrasada. O simplemente descanso y dejo que la mente fluya en sus pensamientos.

Las métricas no son la prioridad

El siguiente aspecto está relacionado en cierta parte con lo ya descrito. Y es que la obsesión por las estadísticas nace del pensamiento de tomarse la actividad creativa como un trabajo que necesita recibir resultados.

Pero como ya he dicho: es una actividad que debemos hacer por nuestro bienestar. Por lo tanto la única persona que debe estar satisfecha con esa acción, somos nosotros.

Sí, da igual que te haya leído una persona, cien o millones. Lo importante es que cuando le das a compartir o publicar, te sientas bien. Y es que la obsesión de hacer exclusivamente caso a los números, siempre lleva a la infelicidad.

Esa lección la aprendí en YouTube. Tanto por comentarios como estadísticas, me quedó muy claro que los materiales que más consumen o fomenta ese espacio a mí no me hace feliz. Sentí una oscuridad y malestar que no me apetece nada repetir.

Obviamente no estoy diciendo que ignoremos los datos. Bien utilizados nos aportan información valiosa y que puede ahorrarnos tiempo en experimentos incorrectos. A mí por ejemplo me ha servido mucho en Instagram porque es una red social que sí importa el momento del día que publicas. Así que si tengo algo entre manos divertido y que quiero que un porcentaje alto de mi círculo lo disfrute, sé cuando tengo que pasar por ahí.

Pero sí creo que actitudes de estar midiendo diariamente las visitas que recibe nuestro proyecto o si incluso superamos al que consideramos como nuestro rival… es la conducta tóxica que debemos de despojarnos.

Una buena historia, tiene su tiempo

Y llegamos ya al punto importante: una actividad frenética, obligada y que se rige por la dictadura de los datos nos resta tiempo en lo más valioso. El tiempo en poder desarrollar materiales de calidad e innovadores.

Cuando en el primer punto he compartido que cuando me agobio por los tiempos dedico el tiempo a dejar que mi mente pueda reflexionar, me refería exactamente a este aspecto. Y nunca me ha fallado que en estos periodos de introspección hayan sido muy productivos. Siempre he tenido la revelación de un texto que merecía la pena ponerse a trabajar en él, un tema interesante para un podcast o alguna nueva iniciativa.

Es algo tan necesario, que en las partes más creativas como la composición musical o los escritores, lo vemos habitualmente. Estos compañeros siempre necesitan de un tiempo para innovar, encontrar esa chispa que haga que brote un nuevo material.

Algunos tienen más rapidez y tienen un ritmo la verdad que muy elevado. Pero o son perfiles ya muy experimentados, o seamos sinceros: no le ponen el alma completamente y son por tanto, un producto decente. Que podría haber brillado mucho más si se le hubiera dado tiempo en madurar.

Respétate

Aunque lo principal en toda actividad es que te respetes. Incluso aunque estemos hablando proyectos que sí tengan visión de empresa, estos pilares deben cumplirlos. Porque si tienes alguna sensación incorrecta, por más que pongas trabajo solo vas a cosechar frustración.

Eso lo tengo muy claro con Aloha Onda. Que aunque le tengo mucho cariño y tenemos una idea que pueda ser un medio económico, si tenemos que bajar el ritmo o realizar descansos, lo hacemos. Porque primero somos las personas y nuestras vidas. Y no un contador que encima puede ser manipulado o funcionar incorrectamente.

10 comentarios en “El camino de un buen blogger

  1. Está claro que cuando pasa a ser una obligación deja de ser un hobby. Hay también un momento de agotamiento y final, en el que ves que hay que tomar nuevas sendas, dejar atrás el pasado, y buscar alternativas. Es lo que he hecho con mi blog, que ha quedado en modo lectura. Hay que saber buscar un buen final para todo: para el amor, para el trabajo, para los sueños, y para la vida. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Hola! Muy buen artículos con buenos consejos. Cada vez hay más y más aspectos a tener en cuenta a la hora de sacar adelante nuestros blogs: nuevas tendencias en diseños, aprender acerca del posicionamiento, conocer algo del lenguaje html… Una infinidad de detallitos que debemos ir aprendiendo poco a poco y a veces la cosa se complica un poquito. Es cierto que los datos deben influirnos en su justa medida y no obsesionarnos. La métrica es importante, pero, como bien dices, hay que tener en cuenta otros factores como analizar qué contenidos obtienen mejores resultados y si son o no acorde a lo que queremos o necesitamos. Y tienes mucha razón sobre distribuir nuestro tiempo para dedicarlo a lo verdaderamente importante, que es crear un buen contenido que nos haga ilusión compartir.
    Gracias por estas reflexiones.
    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  3. ¡Hola, capitana! Suscribo cada palabra, bloguear o es una vocación o es una pérdida de tiempo. Siempre digo que si no siento algo especial al clicar sobre el botón de publicar, es que la entrada no es buena, que no me siento orgulloso de ella o que no la he trabajado lo suficiente. Lógicamente, la vida bloguera tiene muchas fases. Desde la mera inocencia, hasta intentar ofrecer el mejor producto posible, algo que sin ser profesional sientas que te lo has currado pero bien. Ese nivel de exigencia, al final puede llegar a agobiarnos y hacer que no sea divertido. Ese es el momento de desconectar.
    En mi caso, cuando he sentido esas sensaciones que comentas, he optado por cerrar el blog, iniciar otro desde otro enfoque o, una solución menos drástica, armarme de realidad e intentar que la vida bloguera no se convierta en una atadura asfixiante, bien reduciendo el ritmo de publicación, bien planificando con antelación.
    Al final, dado que todos tenemos una vida y hasta un trabajo, las horas de ocio son como una manta corta, en la que tienes que priorizar. En el caso de los que escribimos, sin duda es complicado pero obligatorio, saber compaginar el tiempo dedicado a tus proyectos y al blog. Una lucha, que reconozco, todavía estoy lejos de salir vencedor, ja, ja, ja.. Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  4. Hola! Comparto tus palabras 👏👏👏👏. La magia se pierde cuando algo que haces porque te gusta se llena de autoexigencias. Yo por eso deje de hacer una sección mensual de mi blog, porque lejos de aportarme me estaba restando. Como bien has dicho, es preferible bajar el ritmo y dejar que las cosas fluyan. Al igual que detenerse de vez en cuando para reflexionar sobre el camino por el que vamos. Muchas gracias por escribir este tema, invita a la reflexión 😘😘😘👍👍👍

    Le gusta a 1 persona

  5. ¡Buenas!
    En primer lugar, agradecerte esta entrada, me has recordado puntos importantes que casi había olvidado.
    Cuando comencé mi blog, realmente lo hice porque mi pasión es escribir, pero sí es cierto, que con el paso del tiempo he abandonado esa intención, dejándome llevar por números, que a veces, me han creado inestabilidad, e incluso me han hecho pensar que no sirvo para escribir, y simplemente por bajar el número de lectores. Durante el confinamiento, escribía una entrada cada día, y luego, cuando volví a la vida normal y a mi trabajo, pues la intensidad bajó, porque evidentemente, estaba más ocupada; entonces los lectores casi desaparecieron, y eso..casi me hunde, porque cuando pensaba que sí que valía, que la gente dedicaba su tiempo en leer algo escrito por mi, fue como si de repente…todo desapareciese. Y lo peor de todo, es que no entendía el porqué. Hasta que me paré a analizar, nuevamente, el verdadero motivo por el que había creado el blog. Lo cree para disfrutar escribiendo, y no para atormentarme. Ahora escribo cuando me apetece, cuando siento que estoy inspirada, y nunca por obligación, pues como bien explicas, los escritores necesitan de un tiempo para que la mente pueda tomar oxígeno.
    No hay que perder el rumbo, ni dejarse avasallar por cuestiones externas que puedan intoxicar el verdadero objetivo.
    Muchas gracias por esta entrada, de vez en cuando, viene bien recordar estos detalles.
    ¡Un saludo y cuidate!

    Le gusta a 1 persona

    • Es fácil caer en esto. Creo que incluso los que lo sabemos y tenemos presente, caemos más veces de las que nos gustaría.

      Y más porque solo se hablan de datos y estadísticas en el sector. De ahí que veo importante ir consiguiendo que desaparezcan esas actitudes tóxicas.

      Un abrazo fuerte y deseo que el fin de semana vaya genial 😄

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .