Un acto de amor

Tobías no empezó con buen pie en este mundo. Fue un bebé sano y muy amado por su familia. Pero eso no es suficiente para una criatura que no se identifica con los vestidos rosas ni con el nombre con el que fue registrado: María. Aunque al principio no entendía el motivo, con el tiempo fue atando cabos.

Sus padres lo amaban y respetaban, con lo que a medida que el niño fue creciendo y manifestando sus voluntades, fueron adaptándose a lo que manifestaba. Al principio con dolor porque habían deseado tener una princesita que amara los vestidos rosas y las muñecas. Pero ese sentimiento fue desapareciendo en cuando vieron la felicidad y seguridad que adquiría la persona más importante de sus vidas.

Lo que no pudieron controlar fue la etapa estudiantil. Ya sabemos la crueldad que acompaña a muchos de los niños en los centros escolares, así que no es necesario describiros las atrocidades que recibió Tobías cada vez que tenía que ir a la escuela. La frustración crecía año tras año porque por más que intentaba pasar desapercibido, sus compañeros decidían que era la mejor distracción para el aburrimiento.

En ese momento a nuestro protagonista le llegaron pensamientos muy oscuros. Desde vengarse y que esos seres recibieran su misma medicina, hasta apartarse y que su andadura por la Tierra terminara. Al final no hizo ninguna de esas cosas porque el cariño que recibía de sus padres sanaban lo suficiente y el mantra que recitaba cada día, sentía que era verdad. Ese pálpito que su ser se agarraba con deseos que fuera realidad era que tras dejar la escuela primaria, su vida cambiaría.

Y así fue. Normalmente es al revés y en el instituto empieza el horror para nuestros jóvenes. Pero en el caso de Tobías no fue el caso porque conoció a una persona que le cambiaría la vida: Sara. Ella le respetaba tal como era y le ofreció su amistad desde el primer segundo que sus vidas se cruzaron.

Aunque eran del mismo curso, no estaban en la misma aula. Se conocieron en el segundo trimestre en una de las asignaturas optativas. La profesora tuvo la fantástica idea de ordenar que buscaran pareja para la primera actividad lectiva. Tobías refunfuñó y maldijo que por enésima vez uno de sus docentes le obligara a pasar por ese mal trago. Odiaba profundamente ese sistema y con la resignación aprendida, esperó a que el desparejado apareciera y fuera su compañero. Pero por primera vez en su vida, no era la última opción.

Notó que le tocaban el hombro. Y al girarse, se topó con Sara. Con una sonrisa y toda la amabilidad que pueda existir, le dijo que si tenía ya compañero. Tobías negó con la cabeza. Sara recogió sus cosas y se sentó junto al que sería su mejor amigo desde ese momento.

Aprovechaban todos los minutos que podían para estar juntos. Organizaban las optativas para coincidir y aunque no eran la misma clase, se ayudaban mutuamente con los deberes. En bachillerato al fin sí pudieron coincidir y aunque la universidad optaron por carreras diferentes, sí estaban en el mismo centro. Así que podían mantener el contacto fácilmente.

Sara lo era todo para Tobías. Se había dado cuenta desde que le tocó el hombro, pero no terminó de ser plenamente consciente hasta que empezó el tránsito para ser lo que verdaderamente era. Desde que sus padres fueron conscientes que María en verdad era un muchacho, habían barajado la opción que su hijo tomara las hormonas.

Él dudó mucho, más con el acoso que recibió de pequeño. Pensó que solo le faltaba eso para ser el engendro de la escuela. Pero esto cambió con Sara. Le explicó lo que sentía y lo que deseaba y no solo le entendió, si no que le apoyó. Fue un pilar fundamental en ese proceso que les hizo unirse más. Hasta el punto que cuando al fin finalizó el tratamiento hormonal y Tobías había dejado a María de lado, le confesó sus sentimientos.

Les iba tan bien que tras finalizar sus estudios universitarios, decidieron que era el momento de casarse. Fue de las ceremonias más bonitas que jamás se hayan visto. Sara con su vestido de novia fue lo que más brillo. A día de hoy los asistentes siguen recordándolo como lo mejor de la boda.

El tiempo fue pasando. Consiguieron buenos trabajos que les permitieron tener una estabilidad y con ella, apareció el deseo de tener un hijo. Para Sara era una cuestión que desde siempre le había acompañado y sentía que era ese su momento. Pensaron en todas las opciones que tenían disponibles, pero a Sara le apetecía vivir la experiencia de un embarazo. Así que rápidamente se pusieron a trabajar en esa opción.

Los médicos empezaron con las pruebas rutinarias y ahí llegó el primer disgusto. La doctora citó a la pareja y con mucha seriedad y sin rodeos, les comentó lo que el informe médico mostraba: Sara tenía cáncer en el útero. Debían realizar más pruebas para confirmar la gravedad. Y de mientras les aconsejaba recoger alguno de los óvulos como tenían planeado realizar por si había alguna complicación. Serían congelados hasta que Sara se recuperara y pudiera cumplir su sueño.

Desde ese momento las malas noticias no pararon de llamar a la puerta de nuestra pareja. El tumor era peor de lo que creían y la cirugía no fue bien. Sara no podría tener hijos. Eso la hundió a unos niveles que a Tobías le encogió el corazón. Llegó a pensar que su amada no se recuperaría. La impotencia de no poder ayudar a su compañera le dolía mucho más que los traumas del pasado.

Pero no se rindió. Había algo que sí podía hacer y empezó a gestarlo en silencio. Con la complicidad de sus padres y suegros, hablaron con los médicos para saber si había posibilidad de que fuera Tobías quien diera a luz. No había terminado de realizar el tránsito a nivel físico, con lo que pensaron que sí era viable. Al fin una buena noticia.

Una vez estuvo todo atado y que era viable, Tobías se sentó para hablar con Sara. Le empezó a decir que la idea de ser padres aún era posible. Ella pensó que le estaba proponiendo la adopción y le cortó tajantemente. Tobías le pidió que le dejara terminar de hablar y que las quejas fueran manifestadas al final.

La cara de Sara fue transformándose del enfado, a la sorpresa para terminar en una alegría que hacía meses que no se manifestaba en ese rostro. No le pareció mala idea que fuera Tobías el gestante. ¿Quién cuidaría mejor de su hijo? Además podría vivir el embarazo en primera persona. Y no sería recurrir a un vientre de alquiler. Una opción que nunca le había gustado a Sara y que por ética la descartó desde un principio.

Y nuestros protagonistas andan enfrascados en esta aventura. Tobías muestra con orgullo su barriga, que ya empieza a desvelar que no estamos delante de una barriga cervecera. Una barriga que por cierto como María, hubiera detestado y sentido como algo extraño. Pero este caso es de orgullo. Porque no solo es su criatura, si no que lleva dentro suyo una parte de Sara. Un acto de amor que repetiría una y mil veces.

Este relato…

Participa en el OrigiReto de Stiby y Katty. Si tenéis curiosidad de saber en qué consiste, podéis pasar por sus blogs: Sólo un capítulo más y La Pluma Azul de KATTY.

Objetivo que cumple del reto: número 23. Relata la historia de un embarazo fuera de lo corriente (o conciencia sobre algo poco conocido del tema), en que la futura madre sea la absoluta protagonista y no el bebé.

Anuncios

24 comentarios en “Un acto de amor

  1. Raúl - Kalen dijo:

    Me encanta ese amor tan limpio y sencillo que muestra el relato y el hilo narrativo tan natural y fluido, se deja leer sin necesidad de que lo que ocurre sea trepidante o excesivamente inesperado. No oculta la crudeza pero se centra en enfocar lo positivo. En este mundo cruel que nos rodea, nunca está de más una historia de superación con final feliz. Enhorabuena por la historia y gracias por compartirla.

    Le gusta a 1 persona

    • Vanessa Calonge dijo:

      ¡Gracias Raúl!
      Precisamente has destacado lo que quería transmitir. Así que me voy feliz que el trabajo ha estado bien hecho 😄

      Precisamente no he querido que fuera happy power porque es un colectivo muy castigado y que sufre mucho. Pero tampoco quería una crueldad de hundir. En especial por si algún lector ha pasado o está pasando por ello, que este escrito no le haga revivir su tortura. Si no que pueda ser una lectura terapéutica.

      Un abrazote cangrejito y gracias por pasar por este humilde espacio 😃

      Me gusta

  2. R. J. Random dijo:

    Chappeau!
    Cuando empezó a torcerse la salud de Sara, intuí por donde irian los tiros. Por eso crei que el objetivo iba a ser el de la noticia real, porque creo que vi una historia similar en la tele hace pocos años. La decisión de Tobías, aún ahora, puede parecer un peculiarísimo acto de amor, algo extraordinario: en realidad, creo que es sencillamente lo lógico, natural y justo que se puede hacer en esas determinadas circunstancias. Es más, lo sería incluso si fuera hombre de nacimiento y alguien hubiera inventado un método para que fuera posible.

    Lo que no me ha quedado claro, aunque es más por curiosidad que por relevancia, ya que da realmente lo mismo, pero; ¿hacen el método ROPA o gesta con sus propios óvulos ya que aún no ha finalizado su transición? Cómo más arriba menciinas que los médicos aconsejan preservar algunos óvulos de Sara, imagino que harian el ROPa.

    Le gusta a 2 personas

    • Vanessa Calonge dijo:

      ¡Gracias compi por pasar!

      La verdad que sí podía haberlo pasado como noticia. Es mi as guardado si las jefas me dicen que no cuela para el objetivo del embarazo 🙈

      Sobre tu duda: sí han utilizado el método ROPA. Inicialmente la historia la tenía más dura. Sara sí estaba embarazada con la noticia del tumor y creaba la tesitura de tener que parar la gestación. Y el embarazo final eran con óvulos de Tobías, congelados antes de terminar su proceso.

      Perooo no me quise meter en el jardín del aborto. Creo que ya era abusar mi suerte 😅

      Así que en mi idea romántica de que Tobías pueda tener un hijo biológico por su parte, le he modificado ese punto. Para dejar abierta la posibilidad que estos personajes sí tuvieran la situación que inicialmente me hubiera gustado que fuera en el relato.

      ¡Un abrazote!

      Me gusta

  3. Stiby T dijo:

    Muy buenas!

    La verdad es que he intuido lo que pasaría porque ya había leído una noticia parecida, y también por una canción de Celtas cortos que me gustaba de pequeña que siempre me hacía pensar en esto (se llama Romance de Rosabella y Domingo). Pero eso no quita que lo has llevado de forma fluida y natural y que no se ha hecho lento en absoluto.

    Sí es cierto que en mi opinión adoptar también es una opción pero desde luego la que han llevado a cabo es muy válida y bastante lógica.

    Muy buena elección para el objetivo, la verdad.

    Solo un detalle al final del relato: “dentro suyo” no es correcto, se diría “dentro de él” o “en su interior.”

    Besos!

    Le gusta a 1 persona

    • R. J. Random dijo:

      Y ¿Crees que podría decirse “dentro de si”? Así, sin decir ni mismo ni misma. Es por darle una forma neutra, que aunque Tobías sea hombre (aunque no haya finalizado la transición y este gestando), la forma de decirlo puede complicada de entender; si es dentro de si misma, puede entenderse bien como aludiendo a su condición gestante o mal, aludiendo a que no es hombre sino mujer. Y al revés, si decimos dentro de si mismo puede entender en el buen sentido, ya que Tobias, gestante o no y con los atributos sexuales que tenga es un hombre, o causar colapsos mentales a los señoros voxtezantes (que francamente, sería lo de menos ji, ji, ji).

      Por simplificar, yo diria “en su interior”: «…,si no que lleva en su interior una parte de Sara.»

      ¿Suena bien?

      Le gusta a 2 personas

    • Vanessa Calonge dijo:

      No tienen mucha visibilidad, pero lo cierto es que son historias muy frecuentes. Como trasladas son sucesos que ocurren desde hace años.

      Y da pena que siempre llegue a la opinión pública de manera morbosa y se les vincule con polémica. Este mes por ejemplo ha habido un caso que se ha hecho viral en Twitter y ha sido bochornoso como se ha tratado. Y los comentarios que ha generado.
      Te soy sincera que tras verlo, me dio bastante apuro seguir con el relato. Y aunque lo he hecho al fin, sí he realizado algún que otro cambio. Porque era meterme en más jardines 😅

      Y… muchísimas gracias por pasa. Que somos muchos y también hay vida más del OrigiReto 😉

      😘

      Le gusta a 1 persona

      • R. J. Random dijo:

        Afirmativo. Pero la duda que tenía era si en esa frase se podría decir “dentro de sí” y no haría falta a añadir mismo o misma a continuación. Me suena mejor tal como esta construida “…dentro de sí mismo/misma, una parte de Sara”. Y como ese mismo o misma puede tener las interpretaciones que mencionaba en mi anterior comentario, no se seguro si con solo decir “dentro de sí” quedaría bien construido. Fíjate que si la frase acabara con ello, no me sonaría tan raro sin el mismo/misma: “tatatátatatá… una parte de Sara dentro de sí.”

        Le gusta a 1 persona

  4. Chery Silva Vergara dijo:

    Me ha encantado, he derramado una que otra lágrima. Los actos de amor son infinitos, nunca se sabe lo que podremos llegar hacer por esa persona amada. He visto la noticia en la televisión, dió la vuelta al mundo y creo que nadie tiene porque juzgar un acto así.
    Chapo nena, a ver si con el tiempo aprendemos a ser tolerantes de una vez, porque los sentimientos no tienen porque ser motivo de burla.

    Le gusta a 1 persona

    • Vanessa Calonge dijo:

      Gracias Chery. Comentarios como el tuyo animan porque reconozco que ha sido un relato con muchas dudas. Ya que siempre soy respetuosa. Quería transmitir lo que manifiestas que has sentido y la reflexión que plasmas.

      Así que me confirmas que ha sido un acierto. Gracias por pasar y dejar el comentario 😊

      😘

      Me gusta

    • Vanessa Calonge dijo:

      ¡Gracias!
      Viendo que a nivel general el relato ha conseguido transmitir, me quedo 100% satisfecha de haber conseguido el objetivo que me había planteado con él 😀

      Así que en serio muchísimas gracias por comentar. Particularmente con este relato tenía muchas dudas y se agradecen un montón cada comentario que hacéis :3

      Me gusta

  5. G.Z.Escribano dijo:

    La historia es muy muy conmovedora. Y aunque pudiera parecer predecible, no lo ha sido, al menos para mi. Felicidades
    Ahora paso a la parte mala:
    Tienes un momento donde pasas de tercera a segunda persona: “Ya sabemos la crueldad que acompaña a muchos de los niños en los centros escolares, así que no es necesario describiros las atrocidades que recibió Tobías cada vez que tenía que ir a la escuela”
    Ese describirOS es el fallo.
    También tienes algún pequeño fallo de redacción: “En bachillerato al fin sí pudieron coincidir y aunque la universidad optaron por carreras diferentes, sí estaban en el mismo centro.”
    Entre “aunque” y “la universidad” te falta un EN.
    “Una vez estuvo todo atado y que era viable, Tobías se sentó para hablar con Sara”
    La primera parte de la farse es raruna.
    Pero bueno, que me ha encantado. Muchas gracias por una historia tan bonita.

    Le gusta a 1 persona

  6. angydominic dijo:

    Hola Hedwig!
    Me gusta mucho como escribes, es bastante fluido y te va llevando poco a poco y cuando te das cuenta dices ya??
    Pero hay cosas que me han dejado un poco rara. Siendo que no he acabado cogiéndoles cariño del todo y creo que es porque , fíjate que me he quedado un poco rara con lo que voy a decir porque suelo pensar todo lo contrario, y es que creo que has contado demasiado. Normalmente las historias cortas no son lo mio me gusta saber el principio, el medio y el final. Pues contigo creo que has querido contar tanto que al final ha quedado todo como un poco atropellado y no me ha llegado hacer sentir cariño.
    La parte de adoptar, a ver a mi también me gustaría ser madre por métodos naturales pero si ya no se puede pues no esta mal lo de adoptar.
    Seguiré ojo avizor a ver como va subiendo y envolviéndome más tu forma de escribir. felicidades.
    besis.

    Le gusta a 1 persona

    • Vanessa Calonge dijo:

      ¡Wolas!
      Soy muy brújula y les dejo a los personajes que expliquen y vayan a su bola. De ahí que sea una escritura fluida 😄

      Lo que dices de que sea mucho lo incluido, viene dado que esa libertad modificó mucho la historia. Si te dijera la idea en mi esquema mental que tenía y lo que terminó siendo, son dos mundos completamente diferentes 😱

      Gracias por pasar y a ver si la siguiente acierto más y te conquisto 😜

      😘

      Le gusta a 1 persona

      • angydominic dijo:

        Hola!
        Eso esta bien aunque yo nunca he entendido lo de que los personajes tienen vida XD.
        Vamos que ha pasado por lo de personajes vivos supongo XD.
        Tú ya me tienes conquistada!!!…solo digo lo bueno y lo malo para que mejoremos todos. Pero vamos experta yo no soy XD
        besis.

        Le gusta a 1 persona

  7. KATTY COOL dijo:

    Nena, me declaro Fan namber güan. No solo me ha encantado la historia si no que me dejó al vacío, estaba tan enganchada que me olvidé de que estaba leyendo un relato del reto xD y mira, lo vi venir enseguida pero estaba convencidísima de que iba a ser el objetivo de la noticia, ya que sucedió tal cual hace unos años y me pareció muy guay. Genial el embarazo, genial la historia no centrada en el bebé si no en la evolución de sus padres para llegar hasta esa descendencia tan deseada. estupendo todo :3 Además me gusta como cortas el tema del bulling, que es algo tan real y que se habla mucho de él pero se tiene como algo abstracto que existe y no como un daño real que sucede a cualquiera y especialmente a gente con cualquier cosa que pueda destacar o diferenciar del resto.

    Te marco esto como fallo, mira: “Ella le respetaba tal como era y le ofreció su amistad desde el primer segundo que sus vidas se cruzaron.” creo que te falta un “en que” o “en el que”

    Enhorabuena ^__^

    .KATTY.

    Le gusta a 1 persona

    • Vanessa Calonge dijo:

      ¡Gracias guapa!
      Pues no quise incluirlo en el objetivo de la noticia porque le tenía pavor al relato de la mujer embarazada. Me parecía difícil el tema de que no fuera centrado en la criatura y como la segunda parte era algo de concienciar y diferente… se me encendió la bombilla que podía ser un embarazo de una persona transexual. Así tampoco en el objetivo es solo mujeres cis y damos diversidad 😄

      Un abrazote y gracias por pasar y leer 💜

      😘

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.